martes, 1 de octubre de 2013

"Operación Monarca"




¡El caso es hablar!

Ya con el alta y los comentarios siguen... que si el Rey ha de operarse en un centro público o en un centro privado. A mí me parece perfecto que el rey haga su operación (y... las que te rondaré morena) en un hospital privado.

No hace mucho tiempo que una compañera se tenía que operar de una pierna. El doctor que la atendía por la Seguridad Social, le comentó que la operación debía realizarse. Si lo hacía allí, debería esperar meses, pero que si se la operaba él en una clínica privada lo podían hacer inmediatamente.Eso sí previo pago de 12.0000 €. Mi amiga no aguantaba los dolores. Así que a pesar del desgaste económico que le suponía, decidió pasar por el aro. Se operó con el mismo doctor en un centro privado. 

Algunos de mis argumentos a favor de la decisión del Monarca son:

 _En primer lugar una persona solvente como Su Majestad me parece estupendo que no cargue más las cuentas de la Seguridad Social. Los ricos deberían hacer lo mismo.

 _Con las listas de espera en los centros públicos no me parece bien que el Rey, por ser Rey se las salte a la torera. Más si no es una urgencia.

_Con las operaciones que hay esperando un hueco, no es de recibo que se colapse una planta de un Hospital Público durante semanas o meses, por la seguridad del Monarca, que por otro lado creo imprescindible. 

_Si se operase en un centro público, los médicos no serían los habituales a cargo del erario público, sino eminencias traídas de otros países con estipendios especiales, que dispararán los gastos. Aunque alguno no cobre.

No hace mucho, un amigo operado en una clínica privada, tuvo que ser trasladado desde ella por una complicación, a la Residencia Princesa Sofía. Un médico de la propia clínica hizo el traslado del enfermo en su propio coche porque no había tiempo para esperar una ambulancia y se salvó gracias a ello.

 En León todo el mundo sabe, incluidos los que pertenecen a MUFACE, que hacen sus consultas privadas y que pagan un tanto por ciento por sus medicamentos; que si algo grave ocurre, una buena decisión es pedir el traslado al Complejo Hospitalario Público, pues es allí donde disponen de aparatos y técnicas más modernas y efectivas. Para todo lo demás valen las clínicas privadas, cuya prioridad es su rentabilidad. 

Argumentos a favor: la puesta en valor de la Sanidad Pública por lo que hay que seguir luchando. ¿Qué sentido tiene que una personalidad solvente busque su curación en la Sanidad Pública con expertos médicos que no trabajan en ella y toda la parafernalia que no tendría ningún hijo de vecino?


Mi sombra insiste: "Todas las cosas son ya dichas; pero como nadie escucha, hay que volver a decirlo constantemente" de André Gide.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada