jueves, 26 de septiembre de 2013

Monólogo de silencio (3)





Hace más de una hora que comenzó el claustro. Sus más de cincuenta profesor@s escuchan al jefe de estudios. Habla de ética, responsabilidad, seriedad... 

El profesor que hace círculos con su bolígrafo sobre una hoja en blanco, razona en silencio:

 ¡Pero... de verdad estoy escuchándole? ¿Está hablando de ética? ¡No puede ser! Dime de qué presumes... ¡A mí, a mí me hablas de ética con lo que me cuentas!  Los que te escuchan no lo saben, ni siquiera se lo imaginan... Tío, te dejé mi casa para que lo pasaras bien con la "maragata" varios años, hasta que me casé y tuviste que buscarte otro sitio. ¿Y... qué sitio? Más de una se desmayaría si lo supiera. ¡Está claro! Si vais a un hotel tenéis que identificaros y tarde o temprano os descubriría alguien.Tu mujer tiene unos cuernos más grandes que los del toro de Osborne de la Madrid-Coruña y tú hablas de seriedad.  Lo penúltimo que me has contado me eriza el bello.  Lleváis más de dos años viéndoos los fines de semana... ¿Dónde? ¡Aquí! Ni a la más experta imaginación de los aquí presentes le pasaría por su mente. ¡Echáis vuestros polvos en la Jefatura de Estudios! ¡Qué jeta! Aquí en el Instituto. Sin dejar rastro. Y mucho más barato. ¡No te jode! A lo mejor trasladáis un par de colchonetas del gimnasio para estar más cómodos. 

Pero... lo último, lo último es ya de película. Se me parte la caja, como dicen los alumnos. ¡Mira que saltar la alarma mientras retozabais! Mira que si la policía os pilla "infraganti"... Me cuesta disimular la risa. Hablas de no poner zancadillas, de hablar claro, no ir por detrás... Pero cabrón, tú de qué vas? ¿Te das cuenta que yo también te estoy escuchando?


Ya lo escribió G. de Porto-Riche: "Fiel. ¡Ay! Esto apenas si hoy es el nombre de un perro" 




martes, 24 de septiembre de 2013

My "Twitter" (11)






Lunes 16 de Septiembre:
Paula, la joven profesora de Religión entró en el aula. La tutora le dijo que si no le importaba se quedaba en la clase para terminar algo urgente y a Paula le pareció bien:  Leían un poema de GLoria Fuertes en el que salió la palabra "querubines" Uno de los niños preguntó a Paula: ¿Qué es un querubín?  _Un querubín es un pájaro. Contestó con seguridad la profesora.

Martes 17 de Septiembre:
Recuerdo que siempre fue una pazguata a pesar de sus 14 años. En su casa no había televisión y ella nunca había salido del pueblo. Un día le contaron que el torero se ponía su traje de luces antes de salir a torear a la plaza y preguntó: ¿De verdad que se pone un traje de luces? _Sí, sí, un traje todo lleno de bombillinas. Ella sólo dijo con la boca abierta: ¿De verdad?

Miércoles 18 de Septiembre:
El padre va a buscar al niño al colegio con su coche. Para en un bar y se toma el vermut diario: Recoge al peque, lo coloca en su sillita. Emprende la marcha y ve a cincuenta metros la guardia civil de tráfico a punto de pararle. Alarga el brazo y pellizca con todas sus ganas al pequeño al tiempo que le recrimina. El niño comienza a llorar a moco tendido. El guardia le para y al oír el llanto del niño le dice: "Siga, siga" ¡Conseguido, se ha librado por los pelos, daría positivo seguro! Ahora intenta calmar a su pequeños con palabras dulces.

Jueves 19 de Septiembre:
La señora pregunta a la nieta por la salud de su abuelo en la fuente. La niña le contesta de sopetón: _Está muerto, se murió de noche" y tranquila coloca su botella bajo el chorro. La mujer deja allí su garrafa y muy sofocada sale corriendo hacia la casa del difunto, amigo y vecino.

Viernes 20 de Septiembre:
 Es un adolescente con terror a ser operado. Necesita una operación de apéndice. Está en una sala donde acaban de inyectarle la anestesia, pero le han dicho que va a esperar allí para que el médico lo examine. Entra una enfermera y le pregunta de qué la van a operar. El muchacho contesta que de nada ¡Cómo que de nada, aquí sólo están los que van a ser operados! Los gritos de ¡¡Mamá, mamá!! se oyeron por toda la clínica.

Sábado 21 de Septiembre:
Le comentó a su amiga que ese chico le gustaba y le encantaba bailar con él. Su amiga le aclaró que el padre de ese chico, había tenido el horno "arrojado" y a punto estuvo de meterlo dentro, de lo malísimo que era. Que había estado en un correccional. Lo cierto es que tenía unos ojos claros preciosos y a ella le costaba creer lo que contaban de él. 

Domingo 22 de Septiembre:
Una mujer aconseja a otra: Si quieres lo mejor, tienes que desear lo mejor, pensar positivamente y relajarte así sabrás lo que son momentos felices. ¿Estás segura?  Yo sí, pero tú lo dudas, si lo dudas no lo crees y si no lo crees no ocurrirá, así que olvídalo.


Nos equivocamos, pero: "Perdonando demasiado al que yerra se comete una injusticia con el que no falla" de Baltasar Castiglione.




jueves, 19 de septiembre de 2013

"El Tranca"




Es un hombre viejo, feo, gordo, deformado... es "El Tranca". Preferí no saludarlo y crucé al otro lado de la calle. Pero él seguía en mis pensamientos: 

Fui a su boda con Fina: alto, guapo, delgado... hacían muy buena pareja. Trabajaba en una gran empresa. Se auguraba un buen futuro para ambos.Ganaba mucho pasta de lo que Fina se sentía muy orgullosa, como buena ama de casa. 

Fue en La Compañía, donde le pusieron el apodo. ¡Tenían motivos para hacerlo! "El Tranca" por sus "trancazos". Bebía como un cosaco, sus melopeas eran sonadas. Varios ingresos por comas etílicos, que su mujer siempre ocultaba. Sólo hablaba de lo mucho que ganaba su marido. Lo jubilaron bastante joven por su salud y continuó bebiendo.

Compraron un piso en Benidorm y pasaban allí una buena parte del verano. Era la temporada en que Fina descansaba y dormía más tranquila. Allí era más fácil controlar al Tranca que en León, donde se hacía el recorrido diario de bar en bar saludando a los de siempre. 

Aquel verano en Levante ocurrió lo inesperado. El matrimonio caminaba por una calle comercial cuando Fina sintió un pinchazo en el pecho y apenas podía andar. Su marido por primera vez acudió a un bar no para pedir una copa, sino para pedir ayuda. Su mujer se sentó en una silla hasta que llegó la ambulancia y se la llevó al hospital. Parecía que el peligro había pasado. 

A la mañana siguiente "El Tranca" fue a visitar a su esposa y la habitación estaba vacía. Preguntó suponiendo que la habían cambiado de lugar, pero la respuesta de la enfermera fue que la siguiera para hablar con el médico. ¡Fina, había muerto de madrugada a los 55 años! El Tranca con los nervios había dado solamente el teléfono fijo de León y según le dijo la enfermera habían hecho muchas llamadas a ese número sin obtener contestación alguna.

 Enterramos a Fina, recordando la mala vida que le había dado el bebedor y pensando:¡Qué será de él sin Fina a su lado poniéndole límites con la bebida! 

El Tranca se vio sólo y fue entonces cuando decidió poner remedio a su enfermedad. 

Hoy le he visto, es un hombre: viejo, feo,  gordo, deformado... Es El Tranca.


No quise saludarlo, me acordé de Fina: "No hay remedio ni para el nacimiento ni para la muerte. Lo único que nos resta es aprovechar el intervalo" de George Santayana.



martes, 17 de septiembre de 2013

"La chica del botijo"






La joven, recién casada, salió de su casa hacia el caño del pueblo. En una mano llevaba un cubo y en la otra un botijo. 

En el camino, se cruzó con un forastero al que apenas pudo mirar,  porque fue él quien no le quitó los ojos de encima durante unos segundos, que a ella le parecieron minutos. Hacia la fuente también venía una mujer vecina suya. Ya en el caño, mientras colocaba el botijo bajo el chorro de agua, llegó a su lado la vecina que después del saludo de rigor le dijo: 

_¿Viste a ese señor que no era de aquí? 

_Sí que lo vi, me dio apuro porque se me quedó mirando como un tonto. 

_Pues me ha preguntado si esa "chica del botijo" o sea tú, eras de familia rica.

_¡Qué! ¿Y tú que le dijiste? 

_Pues la verdad, que estabas casada con el maestro, pero que de rica nada. ¿Sabes qué me dijo?

_¿Qué te dijo? Dímelo, que me va a dar algo.

 _Dijo que llevabas unos pendientes que valían más que tú. Y sabía de lo que hablaba porque es un joyero que vive en Astorga. La joven acarició los pendientes con ambas manos como si quisiera ocultarlos.

 Al llegar a casa preguntó a la madre de su marido, con la que vivía, cuál era el origen de los pendientes que le había regalado. Entonces se enteró que habían pertenecido a la madre de su suegra, cubana como ella. Eran dos grandes brillantes engarzados en platino. Desde aquel día los pendientes regresaron al hermoso estuche de terciopelo azul del que la joven no volvió a sacarlos. ¡Nunca volvió a lucirlos! Tenía miedo... ¿Y si los perdía? ¿Y si se los robaban?


Los miró mi sombra y vio en ellos un gran valor sentimental: "Uno de los defectos del miedo es turbar los sentidos y hacer que las cosas no parezcan lo que son" de D. Miguel de Cervantes.



jueves, 12 de septiembre de 2013

¡Coca-cola y gaseosa!





El matrimonio visitaba un poblado indígena, en México.  

En la gran choza que servía para el culto a sus dioses había varios hombres, rezando o eso parecía, ante dos imágenes: Una de San Juan con larga melena, aparentemente de pelo natural, al que ellos nombraban como "Dios de la Lluvia" y otra de San Pedro barbudo con sus llaves en una mano, al que rogaban como "Dios del Fuego". Cerca de ellos varias mujeres colocaban rosas de distintos colores ante un sencillo cuadro de la Virgen de Guadalupe.

  Delante de las imágenes de los dos Santos, varios hombres "eructaban" para echar del interior de sus cuerpos los malos espíritus según sus creencias. Lo que más sorprendió a los visitantes fue lo que tomaban para eructar: 

¡Grandes tragos de coca-cola y gaseosa para que los espíritus fueran más fáciles de expulsar!

El guía aclaró que los santos que llevaron los españoles, aunque seguían con sus nombres cristianos, les habían asignado la labor y el poder de los suyos propios: Así a San Juan  "El Dios de la Lluvia" y "Dios del Fuego" a San Pedro. Antes, continuó explicando el guía, eructaban tomando un brebaje de unas hierbas que ellos conocían, pero actualmente lo hacían así, con coca-cola y gaseosa.  Se quedaron sin palabras ante la firmeza de su fe.


Mi sombra recordó la frase: "La fe disminuye siempre en los hombres felices de vivir. Para contar con fieles firmes es preciso mantenerlos en la pobreza y en medio de los peligros" de Remy de Gourmont, literato francés.




                                                                   

martes, 10 de septiembre de 2013

¡¡Bodas de Oro!!



Las chicas de Ripoll. (Diario de León 4 -VIII-2013)



 Una vez más, como cada año el primer domingo de agosto, tuvo lugar el encuentro de las "Chicas de la Shaphil". Bueno lo de chicas... Ya casi todas somos abuelas pero como alguien dijo: "Las abuelas son madres con un montón de cobertura dulce".

 En este encuentro del 4 de agosto se dieron dos circunstancias especiales: 

_La primera que celebrábamos "Las bodas de Oro" sí, sí, los 50 años del comienzo del Proyecto en Ripoll (Gerona).

_La segunda que por primera vez  celebramos nuestro encuentro en la ciudad de León. 

Como cada año disfrutamos mucho con la reunión. Visitamos el Palacio de Don Gutiérrez, que la mayoría no conocían, de la mano de un guía muy preparado en la Hª de León. También recorrimos la Cripta de Puerta Obispo y finalmente el museo de la Real Colegiata de San Isidoro igualmente conducidas por una guía muy profesional. 

Resultó un encuentro muy grato. Muchas repetíamos pero algunas era la primera vez que se encontraban entre nosotras y a pesar de los años que han transcurrido con cambios muy significativos; los ojos, el tono de voz y mil gestos nos volvían a transportar 40 años atrás y reconocerlas. Es curioso como las mismas anécdotas son vividas de muy diferente manera por unas y otras protagonistas.

Desde mi blog, quiero dar las gracias al Ayuntamiento, de forma especial a la concejala de cultura que tuvo la amabilidad de acompañarnos durante la jornada. Igualmente agradecemos al Diario de León que nos haya hecho un hueco en su periódico en ese día tan especial para nosotras.


 ¡¡¡ Volveremos a vernos en algún lugar de la provincia el próximo verano!!! Ya con la vista puesta en las Bodas de Diamante. ¿Por qué no?


Y... hablamos de nuestro difícil pasado:  "Sólo el que construye el futuro tiene derecho a hablar del pasado" de Friedrich Nietzsche.


                           



jueves, 5 de septiembre de 2013

"El Retorno"


                   
Pirámide azteca del Sol
                                                              

 Aquí, de nuevo mi sombra en Septiembre.

Que nadie se queje del verano, mejor imposible. Hasta menos muertes en carretera estoy segura que gracias al tiempo. ¡Un verano como los de antes!

Tuve la suerte de viajar a Méjico. ¡Hermosísima ciudad! Aunque de Mejico D.C. no se pueda decir lo mismo. En mi retina de sombra quedarán para siempre:

_ Las pirámides del Sol y la Luna de los antiguos aztecas en Teotihuacan. Las subimos escalón a escalón, aún está permitido. En su cima te pones en contacto con el Cosmos y pides un deseo. ¿Se cumplirá?

 _Las enormes cabezas  talladas por los "olmecas" en Villahermosa en el estado de Tabasco en contraste con el petróleo descubierto recientemente.

_Las impresionantes ruinas mayas de la ciudad de Palenque en plena selva virgen, en el Estado de Chiapas, Patrimonio de la Humanidad.

_Las ruinas de Campeche y la ciudad del mismo nombre rodeada de murallas y construída por los españoles con sus calles paralelas y sus casas de colores, también Patrimonio de la Humanidad.

_Las ruinas mayas de Uxmal indescriptibles en el estado de Yucatán. 

_También Mérida Capital Americana de la Cultura.

_ Por último Chichén Itzá declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y nombrada UNA DE LAS SIETE NUEVAS MARAVILLAS DEL MUNDO MODERNO. Esta gran pirámide ya no está permitido escalarla debido a la gran cantidad de turismo que soporta al estar cercana a Cancún.

_Además: Cancún, Isla Mujeres... Parecidas a nuestras costas con la arena más blanca y el agua más clara y caliente. ¡El Caribe es El Caribe! 

Sin olvidar a los mejicanos, su Virgen de Guadalupe, los canales de Xochimilco, el cochinillo, el tequila ... ¡Ah! Y sobre todo el grupo de trece personas superagradables: argentinos, ecuatorianos, colombianos y la pareja formada por españoles, o sea nosotros, con nuestro guía Miguel de padre español, aunque aún nunca ha visitado Madre Patria. 

De regreso a España, además de sol y piscina, trabajando y ayudando a los más jóvenes a disfrutar de sus cortas vacaciones.

 Finalmente mayores, jóvenes y niños hicimos dibujos y escribimos nuestros mejores deseos para el próximo lustro. Los metimos todos en un pequeño cofre de metal, "La cápsula del tiempo",  ésta fue enterrada en un lugar de la ribera del Órbigo. Dentro de cinco años, si antes no se lo ha llevado el agua o alguien lo descubre, iremos a desenterrarla y a regocijarnos con nuestros deseos cumplidos o  sin cumplir.


 Mi afortunada sombra recuerda: "Hay otros mundos pero están en éste" del poeta francés Paul Éluard.


Ruinas mayas en Palenque