martes, 23 de diciembre de 2014

"Viejos Reyes"




Carta de un adolescente a los Reyes Magos.

Sus Vejestorias Majestades:

Tengo prácticamente de todo: pistolas con silenciador que disparan a "quemarropa", escopetas, látigos, dardos, flechas, águilas bicéfalas, cruces gamadas... Pero me falta "guita" así que...

Este año he sido bueno, que digo bueno ¡la hostia de bueno! y por eso nada de juguetitos. Como no me tocó la lotería os pido cinco millones de euros en billetes de 30 € con números de serie no consecutivos. Tengo vigilados a vuestros "camellos" que por lo visto os tienen bien servidos porque siempre estáis por las nubes. ¡No os da vergüenza, a vuestra edad, entrando en las casas por la ventana! 

Si no cumplís mi petición, ellos, los "camellos", pueden pasar un rato chungo, chungo, malo de verdad. No me entra en el coco vuestra manera de viajar a estas alturas: sin mapa, sin móvil, sin GPS... Pero, a mí eso me la pela. ¡Ya os las arreglaréis con la magia de la que presumís, que tenéis a los mocosos en alerta toda la puta noche! Os espero como siempre la noche del seis de Enero, a las doce treinta, ni un minuto más ni un minuto menos. 

¡Ah! Y nada de maderos, si huelo a la pasma, os vais a cagar, vosotros y los de las jorobas. Os iba a enviar un saludo pero eso queda anticuado aunque para trasnochados vosotros que sois un trío de carcamales, así que...Un un buen corte de mangas de vuestro ferviente admirador. 

                                                          Un  hikikomori. 

¡Ah! dice mi abuela que Felices Pascuas, ella sabrá a qué viene eso: "Soy grande; contengo multitudes"  de Walt Whitman.



jueves, 18 de diciembre de 2014

Bye, bye "Otoño"





¡Largate ya, Otoño! 

Mira que has sido raro, pero ¡raro, raro, raro! 
Quiero que nos dejes cuanto antes. Ni frío, ni viento, ni lluvia... Hasta hemos oído truenos. No tengo ganas de decirte palabras bonitas. No te las mereces. Este año has tenido contigo a tus hojas mucho más tiempo del deseado. No sé por qué lo hiciste, total, alargaste aún más su agonía. No te puedo negar que aún así prolongaste más tiempo la belleza de sus colores. 

Observo las hojas crujientes bajo las pisadas humanas; esperan al viento para poder levantar el vuelo, pero tú pasas de ellas. ¿Dónde has dejado al viento? Te quedaste parado y sin luz como el robot Philae. Pareces un anciano que se agarra a la vida sabiendo que pronto la dejará. Eres un tiempo de muerte que deja  un tronco para volver a reencarnarse en el mismo. 

Espero a Eolo. Al rechinar de sus silbidos para que seque las hojas mojadas y oscurecidas deshaciéndolas en mil pedazos. No prolongues más su sufrimiento. Deja que los árboles adornados con las lágrimas cristalinas de las heladas guarden el luto por sus vestidos arrasados y pisoteados por los suelos.

 ¡Pírate, no nos ralles más!

Pero... no te preocupes: "No es malo morir, ni siquiera es bueno; es algo natural, por mucha literatura que pretenda hacerlo trascendental" de el Dr. Jiménez del Oso.




martes, 16 de diciembre de 2014

My "twitter" (20)





Lunes 8 de diciembre:
Dicho en peligro de extinción:  "Al puerro".  Le dijo la abuela: Tapa bien al niño con la manta que  la noche pasada la pasó "al puerro". Quiere decir que pasó la noche destapado, al frío.

Martes 9 de diciembre:
Lleva 82 clases prácticas de carnet de conducir. Se examinan ella y una compañera. Ella va en el asiento de atrás y primero se examina su compañera. Nada más arrancar le dice a su amiga: Tranquila, Dora, tranquila. El examinador la interrumpe: ¡Cállese, aquí el que habla soy yo! Cuando le tocó a ella, afloraron los nervios y suspendió de nuevo.

Miércoles 10 de diciembre:
Su padre se interesó por los estudios de su chico y ella soltó de carrerilla: Repitió 1º y 2º de ESO, repitió 1º de FP. Sólo aprobó cuando estuvo interno en las monjas un año y... No sigas _cortó su padre.

Jueves 11 de diciembre:
La peque a su madre: ¡Pero mamá cómo dices que cogiste el tren "por los pelos" ¡Si el tren no tiene pelos!

Viernes 12 de diciembre:
Pablo con lo responsable que es su hija y está siempre preocupado por ella. En cambio Pepe no para de hablar de los estudios de la suya y aún no se ha enterado que ni siquiera está matriculada. 

Sábado 13 de diciembre:
Una abuela a su hija: Hija fíjate bien que "no ves tres en un burro". Hoy le pedí a Santa Lucía una buena vista para todos y para ti le voy a pedir unas gafas "de culo de vaso".

Domingo 14 de diciembre:
Marta, vive en un quinto sin ascensor, acaba de cumplir 50 años. Sube las escaleras cargada con las bolsas de la compra. En el primer rellano se cruza con su vecina del 3º, Rosaura, que ya cumplió los 97 años. Se dan los buenos días y Rosaura le dice: Espera Marta, que te ayudo con las bolsas. Marta se niega en redondo y le viene a la mente el refrán: "Tú que no puedes llévame a cuestas" 


Así somos: "Andar por la vida es ir hacia uno mismo: y encontrar en el camino a los demás" de Jonathan Swift.



jueves, 11 de diciembre de 2014

Demasiados "reyes"





 Luces, villancicos y escaparates nos llaman a consumir. 

Para los niñ@s de mi generación en el pueblo, los Magos no les traían juguetes sino naranjas, higos, pasas... A mis hermanos y a mi  sombra además de las chuches siempre nos traían algún juguete, supongo que sería porque mi madre venía a menudo a León por papeles para la pequeña industria, ya que nuestro nivel de vida no era ni mucho menos pudiente. Pero... un año que nuestra madre estuvo ingresada en el hospital, los Reyes se olvidaron de nosotros. Sólo le trajeron unas botas a mi hermano mayor. Jamás hemos olvidado aquel año sin juguetes. Por fin, nuestras mentes infantiles aceptaron lo inevitable ... ¡Que los reyes eran los padres! 


Se acercan: Navidad, Papá Nöel, los Reyes Magos... Hoy no solo los niñ@s reciben regalos. En nuestro mundo hay "reyes" para los mayores, para los jóvenes y para los pequeños. 

Juguetes y más juguetes, pero... ¿Cómo los elegimos? Mi sombra opina: 

 Primero: Un juguete o dos a lo sumo para cada rapaz o rapaza..
 Segundo: ¿Es adecuado a su edad? Papá/mamá no compres el juego que más te gusta a ti para tu hijo/a. 
Tercero: ¿Es sólido? No se va a romper a la primera de cambio? 
Cuarto: ¿Desarrolla su imaginación y sus habilidades? 
Quinto: ¿Será violento en manos del niño? 

Quizás son demasiadas preguntas pero creo que nos las debemos hacer todos: padres, madres, abuelos, abuelas, tíos, tías, padrinos, madrinas... ¡Demasiados Reyes Magos! 


Eso sí, la ilusión en el mundo de la infancia ha de continuar: "Parecemos tan libres y ... ¡estamos tan encadenados! de Robert Browning.



martes, 9 de diciembre de 2014

¡La Constitución!






 Mi sombra escuchó estos días una canción en bocas infantiles, con pocos versos, fácil música y mucho contenido. Reza así:

 La Constitución te hace conocer
 cual es  tu derecho y cual es tu deber.

Yo tengo derecho a poder jugar, 
y debo las normas siempre respetar. 

Yo tengo derecho a la Educación 
 y debo en la escuela prestar atención. 

Yo tengo derecho a vivir en paz, 
 a tener amigos y nunca pelear. 

Y si mis derechos quiero hacer valer, 
 nunca he de olvidar cual es mi deber. 


Tenemos una gran Ley pero: "Ninguna ley es cómoda para todos" de Catón "el Censor".

P.D. La música es la de la canción de "Tengo una muñeca vestida de azul, con su camisita y su canesú".



jueves, 4 de diciembre de 2014

"Torcido"






 "Molerlo a palos pero no dejéis que se tuerza" 
 "Matadlo a palos pero no dejéis que se descarrile" 

¿Cómo puede un padre en su lecho de muerte pronunciar esas frases referidas a su único hijo?

Pero...las palabras ya sobraban cuando el padre expiró. El chico ya estaba "torcido" y "descarrilado". 

El matrimonio ya mayor y sin hijos lo adoptó o ¿compró? de bebé. Las circunstancias son dudosas y  hay muchos puntos en común con los niños "comprados" en Madrid. La mujer no estaba muy convencida. El marido pensaba en la ayuda que el chico le prestaría cuando creciera con la sementera que era una gran carga por ser muy abundante. 

Lo recibieron con ilusión, lo cuidaron con mimo y afecto. No escatimaron con su educación enviándolo a colegios privados. A pesar de todo fue expulsado en tres ocasiones de varios colegios. El chico creció rebelde con caprichos por parte de su madre adoptiva y rigidez y castigos físicos por parte del padre. 

El año que cumplió los 16 años vio en la muerte de su padre adoptivo su liberación. Ahora nadie le volvería a poner la mano encima. Su descarrile creció y creció más y más. Al quedarse solo con su madre toda su frustración la descargó sobre ella: gritos, insultos, descalificaciones, empujones, tirones de pelo... añicos por el suelo de platos, vasos, fotos ... Todo esto está ocurriendo, a pesar de ser mayor de edad, cada vez que su madre le niega el dinero que constantemente le pide. Su madre adoptiva le amenaza con denuncias que nunca presenta. La rutina de cada día es la misma. El temor cada vez mayor. La policía en casa un día sí y otro también. 

No somos jueces. Quizás tiene en su interior la tristeza y la rabia de un supuesto abandono incomprendido por parte de la mujer que le trajo al mundo. 


Todo abandono marca: "No hay angustia semejante  a la de llevar dentro una historia que no ha sido contada" de Zora Neale Hurston.



martes, 2 de diciembre de 2014

"La Soldadita de plata"





En principio fue un hermoso juego de café, todo él en plata, con su cafetera, su lechera, su azucarera y sus seis tacitas de plata. Según contaron a mi sombra llegó a España por Navidad desde Cuba. Llegó en un baúl para mi bisabuela que había venido a España con la ilusión de que su joven marido se curara de su enfermedad y volver pronto a su patria. Pero nunca regresó. Muy pronto quedó viuda con dos hijos a su cuidado.

 Sus dos vástagos heredaron el juego de café. Una obra de arte que fue dividida y repartida entre los dos hermanos. La cafetera de plata junto con la lechera siempre la vi en la casa de la abuela Patro. No sé cuando ni como sucedió. Un día descubrí que la cafetera tenía una de sus tres patas con sus preciosas garras de león, quemada. Más bien derretida.  ¡A qué fuego sería arrimada para que su pata se hubiera contraído tanto! Por eso la coja cafetera quedó grabada a fuego en mi recuerdo.

Cada vez que en mi infancia escuchaba contar el cuento de "El Soldadito de plomo" lo asociaba con la cafetera de la abuela, con su pata disminuída y su brillo oscurecido. Me daba pena mirarla y sentía deseos de curar y remediar su pata.  Sé que hoy está en buenas manos, aunque imagino que su pata seguirá igual. Es curioso como algunos objetos materiales despiertan en nosotros afecto y aprecio no tanto por su valor económico en sí, como por los sentimiento que afloran a través de ellos. Para mí fue siempre "La Soldadita de plata". 


 Mi sombra la admiró siempre: "Una obra de arte sólo tiene valor si en ella vibra el futuro" de André Breton



jueves, 27 de noviembre de 2014

¡El "sobre"!





Feliciano, hoy ya jubilado, trabajó toda su vida en el negocio del vino y cuenta que... 

En tiempo de las pesetas iba con su socio  a pagar 150.000 pts a varios proveedores de sus vinos. El dinero lo llevaba en un viejo sobre guardado en el bolsillo del tabardo. 

Entraron en un bar a tomar unos vinos. Es importante decir que los bares antiguos como éste, tenían una parte de la barra que se levantaba para que el camarero o el dueño pudiera entrar y salir a servir en las mesas a los clientes. Los dos socios tomaron sus vinos con los pinchos y Feliciano sacó el sobre y lo posó sobre el mostrador a su lado para tenerlo a la vista. Alguien entró y levantó el trozo de mostrador y el sobre quedó entre la tapa y la pared sin que ambos se percataran. 

Salieron charlando del bar y decidieron ir a comer a un restaurante. Comieron tranquilamente y el socio puso un billete encima de la mesa para pagar y en ese momento preguntó: ¿Feliciano, y el sobre? Feliciano se palpó el pecho y los bolsillos. Se miraron y sin decir palabra salieron los dos de estampida hacia al bar donde habían estado, sin esperar a por la vuelta del pago de la comida, por supuesto. Ya había pasado demasiado tiempo.. 

Llegaron al bar sin aliento, preguntaron, miraron y remiraron y nada. De pronto el dueño bajó la tapa de la barra del bar y... ¡Allí estaba el sobre! 


Quizás sea cierto que: "El destino se ríe de las probabilidades" de George Bulwer-Lytton



martes, 25 de noviembre de 2014

¡UNA DE LAS 45!




 ¡Ya todo acabó! Descanso por fin. Nunca más sufriré tus golpes, tus injurias y tus humillaciones 

Miro mi cuerpo ensangrentado encogido junto a la pared. Mi espíritu ya no está en él. Veo el cuchillo con el que diste fin a mi vida teñido de rojo. Ahora te miro. Contemplo tus manos llenas de sangre, tiras el cuchillo y corres al lavabo. El agua se vuelve púrpura, tus manos quedan limpias pero siempre las verás sucias. 

Regresas al lado de mi cuerpo y lo contemplas. Aprietas tu rostro entre las manos. ¡Eres un cobarde! Ya no grito, ya no te pido clemencia. Tú ya no me pides perdón. ¡Jamás podrás volver a hacerme daño! No habrá más denuncias inútiles por mi parte. Me siento libre por fin, lejos de ti, de tu crueldad y de tus celos. Allá donde vayas mi sangre te seguirá.

 Desde este lado de la Vida al que las personas llaman Muerte te seguiré.  Desde aquí seré un fiel testigo. Mi muerte hará más fuertes a otras muchas mujeres que se sienten agredidas. Algunas denuncias prosperan y juntas trabajarán para que recibas tu castigo y otros hombres no sigan tus pasos. Desde este lado velaré para que NUNCA  MÁS  un hombre vuelva a manchar sus manos con la sangre de una mujer. 

¡¡SOY UNA DE LAS CUARENTA Y CINCO MUJERES ASESINADAS ESTE AÑO!!


Gran consuelo es saber que muchos hombres valoran y respetan a las mujeres: "¡MUJER! Eres novia, eres esposa, eres... amante, eres madre... ¡MUJER! ... Eres una rosa roja para la vida! Y... un clavel para el amor" de Jackselins Arteaga.



jueves, 20 de noviembre de 2014

¡Niñ@s!!





¡Mírales! Son niños y niñas.

  Es un niño con el pelo revuelto. Es una niña de ojos grandes. Es un niño con cara de pillo. Es un niño con la sonrisa pícara. Dicen que hoy 20 de Noviembre es su día. ¡El día de los niñ@s! de sus derechos, de sus deseos, de sus ilusiones, de sus palabras, de sus cantos, de sus risas, de sus lágrimas, de sus gritos, de sus juegos... 

Fijo en ell@s mi mirada de sombra. Aún en los lugares del mundo donde los niñ@s trabajan, los niñ@s mendigan, los niñ@s vagabundean... siempre veo en sus caras una sonrisa ante algo banal pero importante para ell@s: un balón, un globo, un boli, un dibujo, un juego ...

¿Por qué los adultos no imitamos a los niños, antes de que ellos nos imiten? Los niñ@s  viven el presente. Por dura que sea su situación no le dan vueltas a lo mismo una y otra vez. Cuando toca llorar, lloran y cuando toca reír, ríen sin acordarse del tiempo del llanto. Imprevisibles sus reacciones en muchos casos y sin embargo muy lógicas en general. 

Nuestro entorno priva a los niñ@s de su infancia, a pesar de todo lo material que le damos. Además de su trabajo durante cinco horas en el colegio, les llenamos de tareas extraescolares: tiempo para kárate, tiempo para danza, tiempo para canto, tiempo para inglés...

¿Dónde está el tiempo para jugar? ¿Dónde el tiempo para dedicarles?

¿Dónde el tiempo para ser ell@s? ¡Jamás volverán a ser niñ@s!


 Mi sombra quiere mirar el mundo a través de unos pequeños ojos: "La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas"  de Alejandro Dumas.




martes, 18 de noviembre de 2014

Llaves puestas, ¡no!





El señor paró su viejo Citroën en la Avenida Quevedo frente a un cajero automático, a lo Esperanza Aguirre. Dejó las llaves puestas y se bajó dirigiéndose al cajero. Acabó de poner los pies en el asfalto y dar dos pasos cuando vio con estupor que su viejo cacharro se movía. Intentó darle alcance pero sus piernas se negaron a correr. 

Sacó su móvil y marcó el 091. La policía apareció con prontitud. Les dio las señas del ladrón: un hombre joven, alto, delgado, con melena rizada oscura y cara de malahostia. No necesitó seguir, los dos agentes le comunicaron que muy pronto volvería a conducir su coche, aconsejándole que fuera precavido para la próxima ocasión y por poco tiempo que se separa de su utilitario, quitara siempre las llaves. 

La policía se dirigió a un número conocido en Trobajo del Camino y... allí estaba bien aparcado ante la puerta. Llamaron al inquilino que no negó la sustracción sino que les dijo el importante motivo por el que lo había hecho: ¡Había perdido el autobús y no iba a regresar andando!

¡Tendrá jeta el tío! Aconsejaron al dueño no denunciar. ¡Es perder el tiempo! Mañana, pasado, al otro día y al otro hará lo mismo, repetirá con otra escusa parecida.


Y el birlador se quedó tan pancho: "Quién es el hombre más inútil? Aquél que no sabe mandar ni obedecer" de Johann W. von Goethe.




jueves, 13 de noviembre de 2014

¡Interin@s!




 Es un instituto del Alfoz de nuestra capital. 

Un profesor interino llega desde Palencia con media jornada. El equipo directivo le asigna sus clases: Ha de venir cuatro días a la semana. Tiene clases a primera y a última hora con lo que el madrugón ha de ser grande y la mañana libre sin hacer nada hasta la clase de última hora con lo que ha de pasar la media jornada en la capital y quizás comer aquí más de un día; reuniones, claustros, notas... 

Comenta con el Equipo Directivo su situación viniendo en otra provincia, media jornada, madrugones...  pide por favor que le pongan un horario más compatible para poder realizar su trabajo sin tener que desplazarse cuatro días a la semana. 

El director le escucha y le razona: Los horarios no se pueden cambiar cada vez que viene un interino. El profesor interino intenta razonar con el jefe de estudios, le escucha y apostilla: ¡Es lo que hay! Al final el palentino pierde las formas y se va diciendo que no hay derecho a trabajar media jornada en esas condiciones. Regresa a Palencia y al día siguiente en el instituto se recibe la baja por depresión del profesor palentino. 

La sustituta del profesor interino es otra interina. Una madre joven con hijos. Con semejante horario no podrá llevar a sus hijos al colegio ni ir a recogerlos. Su marido, por suerte trabaja y su horario no le permite igualmente llevar ni recoger a los niños. La madre está angustiada, no sabe qué hacer o mejor sí. Renunciar a ejercer la carrera para la que se preparó y perder una ayuda en su fuente de ingresos indispensable para los tiempos que corren. Entretanto la Educación, con tanta interinidad, está pasando de "Mayúsculas" a "minúsculas" a paso lento pero constante. El Ministerio no sabe, no contesta.


Mi sombra no sabe a quién darle la razón pues todos tienen parte de ella: "La autoridad nada puede ganar restringiendo la libertad, la libertad nada puede ganar debilitando la autoridad" de Émile de Girardin.



martes, 11 de noviembre de 2014

My "twitter" (19)




Lunes 3 de noviembre: 
Dicho en peligro de extinción: Si hago eso, mi padre "me zurra la badana" o sea me da una paliza. La "badana" era la piel de carnero que se golpeaba para curtirla. 

Martes 4 de noviembre:
Tocan al timbre, abro, dos niñas de unos 7 años me muestran unas piedras pintadas y preguntan: ¿Nos las compra? sonriendo niego con la cabeza. Las artistas se despiden con un lacónico "adiós" y se van a otra puerta. ¡Pronto empezamos!

Miércoles 5 de noviembre: 
Ella lo denunció a él y él le puso una denuncia a ella. Son un tal para cual _dice la madre_ ¡Acabará de nuevo en la cárcel! Es mi hijo, pero allí me evitaría muchos disgustos.

Jueves 6 de noviembre: 
Tiene 15 años y está enamorada. Ayer se duchó con la mano afuera para que no se le quitara el olor a la colonia de su chico. Hoy en el instituto le decía a sus amigas que olieran. No olían nada. Ella se pasó la clase llevando su mano a la nariz. 

Viernes 7 de noviembre: 
Salió el niño del colegio, a mediodía, normal. Apareció por la tarde con su madre. El chico llevaba un brazo escayolado. Según la mamá, se había caído en el colegio, rompió el brazo y nadie se enteró. ¡Qué poco se quejó el niño!

Sábado 8 de noviembre: 
El chico de 16 años llegó a casa con un chupetón en el cuello. Le preguntó su madre y le dijo que era un regalo de la chica que le gustaba _y añadió_ ¡No te preocupes  la chica me durará, como el chupetón, un par de semanas.

 Domingo 9 de noviembre: 
Mi sombra duda. ¿Qué escuchó? "Sin orden ni concierto en León" o "Con órgano y sin concierto en León" o ambas cosas a la vez. ¡Estos oídos de sombra...!


.Renglones variados: "La variedad es el verdadero aroma de la vida" de William, Cowper.




jueves, 6 de noviembre de 2014

¡¡Controlada!!





  ¡¡Qué control!!

Mi sombra en el gimnasio. A mi lado en otra bicicleta una joven. Ella tiene una llamada y escucho decir "hola papá". Nada más colgar se acerca a la joven un chico fuerte y robusto que hacía pesas junto detrás de nosotras. Era su pareja por lo que escuché al momento:

 _Quién te llamó?
_Mi padre.
_No te creo, a ver, enséñame la llamada.
_No te la enseño, era mi padre. No seas tan desconfiado.

 El chico tuerce el gesto y se va a su lugar justo detrás de la joven y continúa con su ejercicio. De nuevo suena el móvil de la chica y habla con una tal Cristina. Nada más colgar se vuelve a acercar su pareja y pregunta de nuevo.

_Y ahora quién era.
_Cristina, que anda mareando a mi padre...
_Entonces por qué miraste hacia atrás para ver se yo te observaba.
_No sé pero ya viste que hablaba bastante alto que se enteran todos los de alrededor.
_ ¡Enseñame la llamada!
_No te la enseño.
_Enséñamela, por favor.
_Que no, que confíes en mí.

Él se coloca de nuevo detrás de ella de pie con las piernas abiertas y los brazos cruzados. Ella le hace un gesto para que se suba a la bicicleta que hay a mi lado y así poder verlo, pero él no se mueve. De pronto se vuelve a acercar a ella y le dice:

_Está bien quedamos como amigos, dame la llave. 
_¿Y mi ropa? La llave la tengo en el casillero.
_Pues bajas y me das la llave.

Bajan los dos. Al los diez minutos suben de nuevo y ella vuelve a mi lado a la bicicleta. Se acerca él y le da una llave que ella guarda. ¡Yo aluciné! Su chico pasea por detrás de la fila de las bicicletas. En un momento que lo veo alejarse un poco de espaldas le digo a ella: ¡Qué control, no lo consientas! Ella muestra una sonrisa y no dice nada mientras gira la cabeza hacia él para ver si la observa. Mi sombra se levanta de la bici y se va. Me preocupa que si él nos observa, le pregunte por mi comentario y me monte un pollo de mucho cuidado. Se empieza por controlar llamadas y conversaciones y se acaba por .... 

Mucho me temo que si mañana me espera un joven fornido en el gimnasio para decirme que quién me ha dado a mí vela en ese entierro, tendría que darle la razón. Pero... como mujer, no me pude aguantar. 


Espero que no se haya fijado en mi sombra:."En los celos hay más amor propio que verdadero amor" de François duque de La Rochefoucauld.



martes, 4 de noviembre de 2014

"Eutanasia"


                               (Brittany Maynard)

EUTANASIA: "Efthanasía" del griego, "eu-thanasía", que significa 'buena muerte'.

Brittany Maynard acabó de manera voluntaria con su vida este sábado. La admiro porque mi sombra es partidaria de una "buena muerte" y me pregunto: ¿Cuándo tendremos en España una Ley para una Muerte Digna?

No se va de mi mente de sombra la imagen de el señor Eutimio pocas horas antes de morir. El señor Eutimio era un anciano de más de noventa años, vecino nuestro. En su lecho de muerte el sacerdote del pueblo en el que vivíamos, también ya muy mayor, colocado a su lado le sermoneaba al oído que le escuchara, que se arrepintiera de sus pecados, que perdonara a sus enemigos...

¡Ni morir dejan a uno en paz! pensé para mis adentros mientras deseaba que se fuera el cura cuanto antes y se entregara Momito, como le llamaban mis hijos, a los brazos del descanso eterno lo antes posible. ¡Por fin entregó su aliento! 

Ya habían pasado unos días de su entierro y una pequeña de cuatro años acompañó al cementerio a una de las hijas de Momito que fue a colocarle unas flores y retirar las coronas ajadas. Por el camino le explicó a la niña que Momito como era bueno iría al cielo y seguro que ya estaba allí. La niña se quedó callada rumiando lo que le dijo. Cuando llegaron ante la tumba la chiquilla le dijo a la joven: ¿Por qué no le quitamos la losa a Momito, pues así  no podrá subir hasta el cielo porque le pesará mucho? 

 ¡Qué lógica tienen los niños! Si viviéramos el presente, sin darle vueltas, desearíamos que todas las personas tuvieran una muerte sin sufrimiento.


Mi sombra dice sí a la eutanasia: "No llego a comprender por qué, siendo los niños tan inteligentes, los adultos son tan tontos. Debe de ser fruto de la educación" A. Dumas , hijo.



viernes, 31 de octubre de 2014

Tocaron a "din, dan"





Mi sombra tenía seis años y aquel día las campanas tocaron a "din, dan" No ocurría muy a menudo pero era la señal de que había muerto un niñ@ en el pueblo. Me impresionó mucho saber que eras tú.

Sólo tres niñas teníamos seis años, solo tres niñas  eramos "quintas" y había muerto una de ellas, Candidina. Mis pocos años impresionados pensaban que podía ser la siguiente y preguntaba a mi madre si yo también me iba a morir como tú.

Los niños y niñas fuimos a tu entierro como era costumbre. Te enterraron en el único panteón que había entonces en el cementerio del pueblo. ¡Enorme le pareció a mis pocos años, para tu pequeña caja blanca!  Los niños y niñas nos acercamos pisando otras tumbas cubiertas de malas hierbas a pesar de que alguna mujer nos advertía que no pisáramos por ellas. Entonces las sepulturas eran de tierra. Sólo se arreglaban las tumbas por estas fechas de Todos los Santos y a veces no se veían con los hierbajos o no las notaban nuestros pequeños pies. A través de otras tumbas llegamos a la tuya preciosa, toda de mármol blanco. Tu blanca caja la bajaron con cuerdas unos hombres. Por mucho que estiré mi cuello apoyada en la barandilla de tu sepulcro no pude ver el fondo al que te bajaron. No te  arrojaron tierra como lo hacían siempre en otras fosas y sentí alegría por eso. Tiraron los hombres de las cuerdas y tú quedaste allí abajo cuando colocaron la lápida encima. A pesar de mis pocos años, sabía que no volvería a verte. Aun así, hubo un tiempo en el que cada año por Todos los Santos deseaba levantar aquella enorme losa y ver si aún estabas allí.

Te dejamos tristes bajo la piedra blanca. Al bajar la cuesta que va de regreso al pueblo, mientras las campanas seguían tocando a "din, dan", otras niñas y mi sombra de niña, dejando atrás la tristeza y viviendo el presente, acompañábamos saltando el sonido de las campanas con una letra que sólo se oía cuando era un pequeñ@ quien dejaba este mundo:


 Din, din, din, dan,

 al cielo van.
.Din, din, din, dan, 
 al cielo van...

Ha pasado más de medio siglo. Siguiendo la tradición colocamos flores sobre las lápidas. El mármol de tu panteón está deteriorado pero cada vez que entro en el cementerio, ya repleto de otros mármoles nuevos y brillantes, mis ojos se van hacia tu tumba. A mi sombra le sigue pareciendo demasiado grande.


 Son días de reflexión: "Siempre son los demás los que mueren" de Marcel Duchamp.




martes, 28 de octubre de 2014

"Dos cojines"





¡Qué cojines! Dirás cojones. No, no, has oído bien "dos cojines".

Ayer saltó la noticia, otra más del mismo calibre. Detenido por corrupción entre otros políticos a nivel nacional, el Presidente de la Diputación de León. Mirando ese hermoso, bien asentado en sus cimientos, sobrio y elegante edificio de La Diputación; mi sombra lamenta que la persona que lo representa y mayor responsabilidad tiene,  no posea en su  interior unos principios morales tan afianzados y sólidos como sus piedras. ¿Qué tiene que ver eso con los cojines? _me preguntas_ te lo explico:

Esta noticia negativa trajo a mi mente de sombra un recuerdo de signo completamente contrario.  Hace muchos años un tío-abuelo mío, Jovino López Morla, trabajó en la Diputación. Entonces era un honor laborar en un lugar público semejante, hoy suscitan sospechas algunos dirigentes de instituciones públicas, que se hacen ricos de la noche a la mañana. El tío Jovino no se hizo rico. Él era un artista. Nunca se casó. Alguna vez mi abuela pensó en algo que por entonces no se podía decir en voz alta: ¿Sería gay? Nunca lo supo pues jamás se atrevió a preguntar a su hermano si le gustaban los hombres. Después de años de trabajo, murió sin descendencia y sus hermanos se repartieron sus escasas pertenencias. 

Mi abuela, heredó dos hermosos cojines que su hermano había pintado con todo esmero. Ambos eran de seda y sobre ella en vivos colores, unos preciosos pájaros de multicolores plumas sobre unas delicadas ramitas verdes. Mi abuela en un principio los colocó en un par de mecedoras con rejilla y no se cansaba de mirarlos. Más tarde, temiendo su deterioro, los guardó en un armario. 

Mi sombra adolescente se quedaba extasiada mirando aquellos dos hermosos cuadros sobre seda mientras escuchaba las palabras de la madre de mi madre: "Mi hermano Jovino era muy listo y pintaba muy bien pero el pobre murió demasiado joven". Para mí aquellas pinturas sobre seda eran Arte con mayúscula. A su alrededor un grueso cordón igualmente de seda dorada enmarcaba el contorno de los dos cojines. Hasta el nombre del hermano de mi abuela me parecía original, Jovino, me sonaba a joven y lo imaginaba pintando y cantando a la vez. Jamás lo conocí ni siquiera en fotografía pero me hubiera gustado al menos tener una foto suya y otra también de los cojines. ¿Los heredó alguna de mis tías? Nunca lo supe. 


Me gusta pensar que en algún lugar, los cojines del tío Jovino, adornan una mecedora antigua. "La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte" de Leonardo Da Vinci.





jueves, 23 de octubre de 2014

¡Desde el tejado!




¡Sí, sí, desde el tejado! ¿Pero hasta dónde vamos a llegar?

Es un colegio de Primaria de la capital. Una madre se presenta ante el director para montarle un "pollo" porque a su hijo otro niño le había quitado las gafas en el recreo. El director le preguntó al niño que le contara cómo había ocurrido y el niño dijo: No me las quitó, es que Miguel me las cogió para limpiarlas y me las volvió a poner. 

_¡Pues eso no es lo que me dijiste a mí en casa!  Mejor dicho _dirigiéndose hacia el director_ voy a ser franca con usted. Mi marido trabaja para el Ayuntamiento y es uno de los que están reparando  el tejado del colegio y... ¡Lo vio todo! 

El lunes en el mismo colegio, mismo patio, mismos niños, mismos señores arreglando el tejado... Un niño se cayó y se hizo una pequeña herida. Una de las maestras que cuidaba el patio se fue a curarlo mientras otra cuidaba el recreo. De pronto aparece un niño que no estaba en el lugar que ocurrió la caída y le dijo a la profesora que un niño se había caído y tenían que ir a curarle. La profesora le dijo que ya lo había llevado a curar otra profe. Sintió curiosidad y le preguntó al niño cómo lo había sabido si él no estaba allí en ese momento.

Sí, sí, lo que estamos pensando: ¡SE  LO  HABÍA  DICHO  UN SEÑOR  QUE  ESTABA  EN  EL TEJADO  Y  LO   HABÍA  VISTO!

Hoy, jueves, víspera del "día del docente"mismo colegio, mismo patio, mismos niños, mismos señores arreglando el tejado... , de nuevo en el recreo entra en el patio como una energúmena la mismimisima madre y se enfrenta con una de las profesoras vigilantes del recreo. Le dice que a su hijo le han empujado contra la portería de fútbol, la insulta y le grita. Su hijo juega con sus compañeros despreocupado. La profesora le dice que no tiene por qué aguantar sus faltas de respeto. Se va hacia dirección y la mujer madre queda plantada en el patio buscando a su hijito entre las demás cabezas que corren y gritan para que le dé la razón. ¿Cómo se enteró la susodicha que su hijo recibió un empujón? ¡Lo habéis adivinado! EL HOMBRE DEL TEJADO, padre del niño empujado, llamó a su mujer por teléfono para que fuera inmediatamente.

 Mi sombra no sale de su asombro. Con razón cada vez se oye más y más que en los equipos docentes, temen más a los padres de los escolares, que a los propios alumnos. ¡Así nos luce el pelo!


¿Realizamos bien nuestro trabajo mientras vigilamos el de los demás? "Se dice que existen tres clases de testigos. Los que han visto bien, pero dudan de los que han visto. Los que han visto mal, pero creen haber visto bien . Y los que no han visto nada y aseguran haber visto todo" de Marco A. Almazán.




martes, 21 de octubre de 2014

¡¡Qué Paciencia!!




Paciencia, es mucha Paciencia. España le debería hacer la "ola" a esta mujer misionera. 

En primer lugar, en mi opinión, nunca se debería haber traído a los dos religiosos enfermos de ébola a España si no existían, como quedó patente: lugares, medios y protocolos adecuados. Los medios que se pusieron hubieran sido más útiles en el lugar del que procedían, como ahora sabe el Mundo es allí, en África, donde se han de poner los medios, por nuestro propio interés. Pero había que traer al sacerdote, no a la hermana Paciencia que a su lado, padecía del mismo mal. 

¡No podía ser! Los religiosos eran ciudadanos occidentales con todos los derechos, ella es una mujer africana sin derechos, como tantas. Ellos ancianos de una prestigiosa Orden,  ella una misionera negra cristianizada. Ellos, españoles servidores de Dios, ella una humilde sierva extranjera.

Y..allí quedó Paciencia enferma. Rodeada de enfermos, viendo morir a la hermana Chantal y sin pensar que ella pudiera seguir en cualquier momento el mismo camino. Con toda la fuerza de su interior "En ningún momento me faltó paz y serenidad", así logró vencer su enfermedad. 

Aquí, en España, murieron los dos ancianos religiosos. Pero... apareció Teresa que sin ningún tipo de protocolo la enviaron de vacaciones nada más limpiar la habitación contaminada por el médico misionero. Hicieron desaparecer a Exalibur y se comenzó a tomar en serio el protocolo. ¡Para entonces ya tenían presente que Paciencia había superado la enfermedad y podía ser útil! 

Paciencia, ¡qué paciencia! no puso inconveniente. Voluntariamente la trajeron para utilizar su plasma en la curación de Teresa. Para que prestara auxilio a los que no se lo prestaron a ella. UNA MUJER AFRICANA, la hermana Paciencia, que hoy mismo en el corazón de Madrid deberían levantarle un monumento.


Paciencia, tú sabes que:  "La generosidad no necesita salario; se paga por sí misma" de Hippolite de Livry.



jueves, 16 de octubre de 2014

¡Seguros!






¡Seguros! ¿Qué seguros? Tener un "seguro" puede ser la cosa más insegura que tengas. No lo sabrás hasta que no te ocurra algún percance. 

El otoño pasado en el embalse de Riaño el temporal deterioró varios barcos del pantano. Permanecen allí anclados todo el año para disfrute de sus dueños principalmente en verano. 

Los dueños de las embarcaciones, entre ellos mi hernano mayor, se apesadumbraron por las averías del temporal en sus naves. Sólo les consolaba saber que el club disponía de un seguro que se haría cargo de los desperfectos. Cuál no sería la sorpresa de los propietarios de los barcos cuando fueron a solicitar la ayuda del seguro disponible y les fue mostrada la cláusula uno a uno en letra muy, muy pequeña que decía textualmente: "El seguro no se hace cargo de los desperfectos que tentan lugar en aparatos que flotan en el agua". 

¿Un seguro para embarcaciones que no cubre lo que flota?

 ¡Manda huevos! Desde ahora lo sabemos. Los  barcos que se aseguran en nuestros pantanos han de tener alas y volar por el aire.

Lógicamente los dueños de los barcos se dieron de baja de un "seguro" que de seguro no tuvo nada.


Mi sombra perpleja: "Salimos de nuestra casa cansados de nosotros mismos y volvemos cansados de los demás" de Miguel Zamacois.




martes, 14 de octubre de 2014

De color "rosa"






 Sábado 11 de Octubre, día Internacional de "la niña". Monumentos y edificios de toda España se iluminaron de color rosa para recordar este día. Mi sombra entre niñas con "vida de color rosa" me hizo pensar en ti.

 Catedrales de rosa por ti niña: pero tú mañana serás desposada con un hombre mucho mayor que tú.

 Museos de rosa por ti niña: pero tú mañana serás violada por tu propio esposo.

 Torres de rosa por ti niña: pero tú mañana serás secuestrada por hombres de alma oscura.

 Puentes de rosa por ti niña: pero tú mañana serás vendida a un señor del primer mundo que ha ido al tuyo sólo con el objetivo de comprarte para su desahogo sexual.

 Acueductos de rosa por ti niña: pero tú mañana serás manoseada y atemorizada por un pedófilo.

 Palacios de rosa por ti niña: pero tú mañana serás drogada para que tu voluntad no oponga resistencia alguna a los abusos.

 Plazas de rosa por ti niña: pero tú mañana seras tiroteada por atreverte a ir a la escuela.

Monumentos de rosa por ti niña: pero a ti mañana no te darán  la oportunidad de nacer sólo por eso, POR SER NIÑA.

 ¡Es bonito y alegre el rosa! Pero desde hoy... traerá a mi recuerdo de sombra un pequeño semblante triste, una pequeña mirada angustiada, unos pequeños ojos acusadores

¿Y qué más? En opinión de mi sombra, el  rosa ya no es suficiente.


 "El día en que nací
   me condenaron.
   No conocí a mis acusadores, 
   ni vi al juez.
   El veredicto me cayó encima, 
   cuando respiré la primera bocanada de aire"
                              Poema escrito por una mujer de El Cairo.


 Nota de la Wikipedia: Mahoma se casó con una mujer mayor y viuda, Jadiya "muy rica" para la que él trabajaba. Después tuvo otras trece mujeres, entre ellas, Aisha fue prometida al Profeta a los seis años cuando él tenía cincuenta y cuatro. El matrimonio se consumó cuando la niña tenía nueve años.  


     

jueves, 9 de octubre de 2014

Viajando (3)





Son una pareja alrededor de la cincuentena. Han viajado por Italia y regresan a Roma para volar hacia España. 

Aún les quedan muchas horas hasta que salga su avión y deciden aprovecharlas utilizando el metro en uno de sus desplazamientos. Cuando se colocaron ante la máquina expendedora se dieron cuenta que no llevaban dinero suelto y decidieron introducir un billete de 50 € y sacar dos billetes BIG para varias horas. Lo peor fue ver que la máquina les dio sus billetes pero no el cambio de su dinero. Fueron a protestar a la oficina metropolitana y contaron lo que les había ocurrido. El señor de la oficina les dijo que lo entendía pero que tenían que cuadrar la caja y hasta que no hicieron el balance no podrían devolverles su dinero. Ellos regresaban a España esa misma noche así que no había tiempo para esperar al balance. El oficinista una persona muy agradable y educada, les pidió que le dejaran su dirección en España. Les prometió que  si era como ellos explicaban les enviaría su dinero.

 La pareja dejó su dirección en España y salió de la oficina pensando que nunca recuperarían su dinero. Regresaron a  nuestro país contando el episodio y siempre terminaban lo mismo ¡Ya lo vimos! Refiriéndose al dinero perdido.

 Pasaron dos meses y recibieron un aviso de Correos. Fueron a la oficina y allí recibieron un cheque. Los 38 € que la máquina les quedó a deber. ¡No se lo podían creer, ni el gasto de envío les fue descontado!

Y... es que... aún quedan personas de las que uno se puede fiar en el mundo.


Lo dice el poeta italiano Arturo Graf: "Los juicios que pronunciamos sobre los demás dicen lo que somos nosotros mismos".




martes, 7 de octubre de 2014

My "twitter" (18)





Lunes 22 de Septiembre:
Dicho en peligro de extinción: "Después de comer, ni el sobre de una carta te pongas a leer" Como ya apenas se escriben cartas... Será para evitar un corte de digestión por una mala noticia

Martes 23 de Septiembre:
La están examinando del carnet de conducir. El profesor le dice: Arranque usted, Carmen y diríjase a... Carmen interrumpe al profesor y le dice: No me llame Carmen que me pongo muy nerviosa, llámeme Mary. Al mismo tiempo se le caló el coche. ¡Suspendió de nuevo!

 Miércoles 24 de Septiembre: 
Un niño con un puñado de papeles publicitarios camina repitiendo: ¡Vendo propaganda! ¡vendo propaganda! ¡vendo... y mi sombra pensó: él no lo sabe pero tiene razón. La publicidad se vende y muy cara en la tele, en las tiendas, en las iglesias...

Jueves 25 de Septiembre: 
Toda la vida trabajando en el negocio que pusieron recién casados. Les fue de película, se hicieron millonarios. La mujer aunque trabajó como una mula no cotizó nunca. Se jubiló y pidió una paga que le fue denegada por los elevados ingresos del negocio común ¿Cómo se puede ser tan egoísta de nadar en la abundancia y no cotizar nunca? 

Viernes 26 de Septiembre: 
El muchacho dejó su bicicleta, entró en la tienda y al salir ya no estaba. Puso la denuncia. Le aconsejaron que la llevara siempre encima por si aparecía. Pasaron meses y un día vio su bici atada a una farola. Llamó a la policía, sacó la denuncia y todo coincidía. El agente cortó el cable y el chico se fue a casa en su bicicleta.

Sábado 27 de Septiembre: 
Comentario cogido al vuelo: Se llama Honesta pero de honesta no tiene nada más que el nombre. Tú ya sabes a lo que se dedica. 

Domingo 28 de Septiembre: 
Es colombiana. Era atractiva, alta y de buena presencia. Comenzó por un aumento de pecho y cada año va a su país para hacerse una nueva operación de estética. Actualmente todo el mundo la confunde con un travesti.


Aún así: "En los seres humanos hay más cosas dignas de admiración que de desprecio" de Albert Camus.



jueves, 2 de octubre de 2014

Un gato."Muso".




..
 ¿Cómo entró su gato en la casa sin que ella lo viera? Quizás intuyó que su dueña se iba como otras veces y quería despedirse de ella. Lo cierto es que le encantó el animalito cuando se lo regalaron para que le hiciera compañía. Tardó en buscarle nombre pero al fin lo hizo. Se llamaría Muso.

 ¡Pero! Muso tenía muchos peros: arañaba los muebles, deshilachaba las cortinas, olía mal la casa... Ella, también tenía uno que abarcaba todos los "peros" de su gato: era una maniática de la limpieza y el orden. Por lo tanto, muy pronto le prohibió la entrada a la casa. Su jardín era espacioso. Así que... 

Dio dos vueltas a la llave de la puerta en sus dos cerraduras, se metió en el coche y arrancó. En un rincón del jardín quedó la casita del gato, su comida y su cuna para descansar o dormir. En otro rincón, un pequeño montón con abundante arena, donde Muso, casi siempre, hacía sus necesidades. El gato aparentemente era feliz. Le gustaba merodear por los alrededores, meterse en otros jardines y encontrarse con otros de su misma especie en el parque cercano. De cuando en cuando recibía una caricia de su propietaria. En alguna de las ausencias de su dueña, tardaba dos o tres días en aparecer como para castigarla por abandonarlo. 

Esta vez pasaron ocho días, que podían haber sido quince, cuando su dueña regresó. Al abrir de nuevo las dos cerraduras de la puerta de su chalet, oyó un débil maullido parecido a un gemido, fue en esa dirección asustada pronunciando el nombre de su gato. ¡Allí estaba Muso!, apenas podía moverse, pero lo hizo y se acercó a su dueña tambaleante, famélico y esquelético. Un siamés, ¡lo más bueno del mundo!, según su ama, que se olvidó de despedirse y de asegurar la vida de lo que más amaba de su casa. Muso, de sus siete vidas, aparentaba estar consumiendo la séptima. ¡Pobre animal! 

Sin comida ni bebida, aguantó la semana. ¿Cómo su gato se metió en la casa sin que ella se diera cuenta?, se repetía. Supuso que fue cuando ella colocaba las maletas en el maletero. De cualquier manera ya no había remedio y Muso aparentaba estar vivo. 


Mi sombra está de acuerdo: “A los animales, que hemos vuelto nuestros esclavos, no nos gusta considerarlos nuestros iguales” de Charles Darwin.



martes, 30 de septiembre de 2014

¡Risa INDECENTE!





El domingo pasado las calles de León estaban repletas: Pendones, carros engalanados, grupos folclóricos, bailes, desfile de las cantaderas, de las cien doncellas...  Mi sombra absorbe todo el colorido, la música, el bullicio... 

A mi lado tres mujeres, dos muy jóvenes y una tercera algo más mayor.  Hablan en un idioma que no comprendo y disfrutan en un idioma que no necesita traducción. Las tres llevan vestido sobre pantalones amplios, sandalias y pañuelo a la cabeza. Una de las más jóvenes, lleva media cabeza descubierta, su pañuelo está a punto de caer y veo su pelo negro brillante peinado hacia atrás. De repente cesa la charla y las tres ríen deshinibidas, en un idioma universal, sin temor a llamar la atención. 

A mi mente de sombra llega una noticia reciente: El viceprimer ministro turco, Bulent Arínç en su discurso contra la "corrupción moral" en Turquía, ha dicho que la risa femenina es un acto indecente. Su ideal de mujer no debe reír en voz alta ante la gente ni hacer movimientos seductores...  La risa de las tres mujeres me pareció de lo más transparente y decente. Sus movimientos, con tanta ropa encima se apreciaban a duras penas. ¡Pobres mujeres turcas ya ni reír se les permite! Cuando como mujer leo cosas así, algo se revuelve dentro de mí. Me entran ganas de llorar o de salir riendo a carcajadas por las calles como una loca. 

La Naturaleza en muchos casos da la hermosura al macho en vez de a la hembra, el mejor ejemplo lo vemos en el pavo real. En la especie humana no es así, la hembra está dotada de sugerentes curvas y delicados rasgos que la embellecen más que al varón. A lo largo de los siglos la literatura y el arte en general se han enorgullecido de ver y tener en la mujer su "musa" de inspiración. Sin embargo hay hombres con poder, que ven a la mujer como la culpable de todos sus pecados con: un cuerpo impuro, una menstruación impura, una risa impura, unas formas impuras, ... Lo que no se explica es cómo miles de hombres se dejan dirigir en sus apreciaciones sobre la mujer, por otros con barba y turbante que inventan leyes al amparo de una religión. Si se les permitiera, sus leyes, abarcarían a la mitad del género humano. 

En el momento presente hay más personas que tienen motivos para llorar de impotencia que para reír y a muchas mujeres, se les prohibe exteriorizar su alegría. ¡Pero... aún no sabemos que las mejores cosas de la vida no son "cosas"! 


Mi sombra desea que todas las mujeres y hombres del mundo puedan expresar su alegría libremente: "El que domina no es libre; también está esclavizado. La liberación de la mujer es una condición (sine qua non), para la liberación de los hombres" de Simone de Beauvoir."



jueves, 25 de septiembre de 2014

"Niñ@s crueles"





 Adriana de ocho años llegó del colegio triste y afligida. Se sentó en una silla de la cocina  y comenzó a ponerse pálida. De repente  se levantó y corrió hacia el servicio. Su mamá  la siguió y le puso una mano sobre la cabeza y otra sobre la frente mientras vomitaba. Regresaron al salón. Adriana lloraba pero seguía sin decir esta boca es mía.. 

Con  paciencia y dulces palabras, logró su madre sonsacarle su preocupación. ¡Se iba a morir! Su progenitora asustada la tranquilizó y la niña por fin comenzó a dejar salir algunas palabras y luego varias frases de un tirón: Silvia, me riñe, no quiere que juegue con otras niñas, sólo con ella y además... 

Silvia, una niña de su clase, le había obligado a comer unas flores del patio y después de comerlas le había dicho que se iba a morir porque estaban envenenadas. La madre consoló a su hija lo mejor que supo, insistiendo en que en los patios de los colegios no había plantas ni flores venenosas. Por fin Adriana dejó de llorar y se convenció de que no se iba a morir.

Hay niños y niñas así, celosos y mal intencionados como Silvia que acostumbran a hacer cumplir su voluntad a otros más pequeños o de su misma edad  pero más dóciles.

 Los niñ@s, como los adultos tienen sus defectos: "La única desventaja de un corazón honesto es la credulidad" de Philip Sidney. 




martes, 23 de septiembre de 2014

¡Alzhéimer!





 La anciana dispuesta en su sillón, dice a la peluquera: Mira córtame un poco más por aquí.

Al momento: Mira córtame un poco más por aquí,  igual ya te lo dije hija, pero esta cabeza mía ya no tiene memoria, no veas lo que sufro con este problema, porque no me acuerdo de lo que comí a mediodía. 

La peluquera nos cuenta: Tiene 94 años y sólo se le olvidan algunas cosas, no se queje, que a mí también se me olvidan. 

La anciana sigue hablando: No traigo dinero porque no me acuerdo dónde lo dejo. Córtame un poco más aquí, igual ya te lo dije.  

A los dos minutos: No traigo dinero porque no me acuerdo dónde lo dejo. 

Una vez peinada, aparece un hombre que viene a buscarla y paga a la peluquera. De repente una gran sonrisa aparece en su cara arrugada señalando al hombre: ¡Este es mi hijo, mi hijo mayor! Mi sombra piensa: Mira, se acuerda de lo importante.

Salen madre e hijo. En la peluquería se quedan tres mujeres maduras con la dueña del negocio; una de ellas comenta: ¡Pobre, repite y repite! ¿Cómo estaremos nosotras cuando lleguemos a su edad?

_ Sí, comenta una segunda clienta, leí que cada año se registran 40.000 nuevos casos de Alzhéimer, yo creo que es porque vivimos demasiados años.

 La que sigue en el turno a la nonagenaria para peinarse, habla dirigiéndose a la peluquera e imitando a la anciana que acaba de salir: Mira, córtame un poco más por aquí, igual ya te lo dije hija, pero esta cabeza mía... y comienza a reír. Las demás se contagian de su risa, ríen y ríen sin poder evitarlo, imaginando cada una a la otra cómo estarán a la edad de la anciana. Hasta que cesa la risa y cuatro voces a la vez pronuncian la palabra maldita. ¡Alzhéimer! 


No es crueldad reír sin malicia alguna: Aut ridenda omnia aut flenda sunt."Todas las cosas, o nos pueden hacer reír o nos pueden hacer llorar" de Séneca.



jueves, 18 de septiembre de 2014

"Si bebes No..."





Mi amiga habla preocupada y mi sombra escucha sobrecogida:

No era la primera vez que Richar conducía bajo los efectos del alcohol pero sí la primera que tuvo graves consecuencias. Una de las jóvenes del coche contra el que chocó al atravesar la mediana murió y la otra quedó en silla de ruedas, a él por suerte no le pasó nada, algunas magulladuras repartidas por todo el cuerpo. 

Los abogados retrasaron el juicio lo más posible para evitar la cárcel a Richar. Ya habían pasado cinco años de la tragedia y el causante de la muerte de su hija hacía vida normal, mientras su amargura iba en aumento. El día 10 de septiembre, fecha en la que había ocurrido el fatal desenlace, marcó el número de teléfono del trabajo de Richar, éste al descolgar el auricular escuchó toda clase de improperios:

_ Yo ya estoy muerta puesto que me has dejado sin hija, pero no cesaré hasta que te pudras en la cárcel, asesino, borracho... 

Richar en silencio colgó despacio. Afectado por la llamada, marcó el número de su casa y se lo contó a su mujer para rebajar un poco la tensión que sentía. Su mujer nada más terminar la conversación con su marido,  marcó el número de la madre de la fallecida para tacharla de todo y disculpar a Richar:

_ Eres una sinvergüenza, impresentable, fue un puto accidente que nos ha arruinado la vida a todos, no tienes por qué llamar a mi marido, él no es un asesino ni un borracho...

  Cuando colgó su propia hija Lara, de 24 años, que la miraba y escuchaba desde el sofá, le dijo en un tono suave y amable:: 

_¡Mamá, por favor, ponte en su lugar su hija era de mi edad! ¿Qué pensarías tú si la que hubiera desaparecido hubiera sido yo? 

La pregunta hizo que la mujer de Richar se sentara abochornada con la cabeza entre las manos sin responder a su hija y sin poder mirarla a los ojos.


 Mi aplauso de sombra  para Lara: "Las palabras van al corazón, cuando han salido del corazón" de Rabindranath Tagore.




lunes, 15 de septiembre de 2014

¡Aquí de nuevo!





 ¡De nuevo aquí! 

Hay una gran ventaja de estar jubilada. Puedes alargar las vacaciones hasta que los nietos comiencen el colegio. Ya que me considero una yaya trabajadora y... ¡A mucha honra! 

Cuando llega septiembre, me siento feliz de volver a León: 
Afortunada de poder disfrutar de un pueblo donde pasar la mayoría del verano. 
Dichosa de poder viajar en coche, en tren, en avión, en barco...
Contenta de conocer una pequeña parte de otros mundos como La India y Nepal a donde he tenido la suerte de viajar.

Mi cabeza está llena de hermosas imágenes y de otras no tan hermosas como la pobreza y la suciedad, pero igualmente valiosas por pertenecer a los seres humanos tan iguales y tan diferentes a la vez. 

Llena mi retina de sus templos desde el más sublime "El Tahj Majal" hasta el más humilde de una calle cualquiera. Llena de sus diferentes prácticas religiosas que se respetan sin fanatismos. Llena de ofrendas de flores principalmente "claveles chinos", tenidos por mi como flores sin importancia que a partir de ahora veré como flores especiales y mágicas.Llena de un caos que se contradice con un orden relativo a la vez. 

Admirada de la religiosidad de los hindúes, de su trajín diario. 
Fascinada con el estilo sencillo y porte elegante con que las mujeres indias llevan el Sari. 
Sorprendida del deambular por las calles de: vacas, perros, camellos, monos... 
Agobiada del complejo tráfico de sus ciudades repletas de: motos, rickshaw, autobuses, bicicletas... 
Impresionada al contemplar el sagrado río Ganges con sus tranquilas y contaminadas aguas donde reposan las cenizas de miles de personas y donde muchos fieles encuentran el sentido profundo a sus vidas.
Encantada de saborear otros manjares, oler otras flores, escuchar otras oraciones... 
Venturosa de haber estado a los pies de la cima del mundo en Nepal, escuchar las campanas de los templos en Kathmandu, hacer las ofrendas, pedir los deseos, escuchar el sonido de sus cuencos de música, caminar por sus calles enladrilladas... 

Pero siempre, siempre muy agradecida de poder regresar a España, a León, a nuestra tierra, a mi casa... 
Así que... ¡Ya estoy aquí!


P. D. El Taj Mahal es una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno. No me extraña que se le describa así: "Una visión, un sueño, un poema, una maravilla".



miércoles, 25 de junio de 2014

¡¡A la hoguera!!






 ¡León en fiestas pasadas por agua! Pero ya se sabe "al mal tiempo buena cara".

¡Qué forma de llover la de la Noche de San Juan! Menos mal que nos dio un pequeño respiro para admirar lo fuegos y ver cómo se consumía la hoguera con su cubo de Rubik en lo alto.

Muchas personas escribirían sus deseos a resguardo de la lluvia y con fe los  arrojarían al fuego para que se cumplan más tarde o más temprano. Mi sombra decidió no pedir deseo alguno pero sí enviar a las llamas lo que no puede arder pero que deseamos se convierta en cenizas:

¡¡A la hoguera!! Los sentimientos negativos, las angustias humanas, las crisis personales, el sufrimiento infantil, el maltrato, las peleas, las guerras y contiendas, la corrupción, el abuso venga de quien venga, las mentiras y falsedades, los dolores y enfermedades, las penurias de los que le falta lo imprescindible, el egoísmo de los que no se conforman con lo superfluo, las pérdidas de los que tienen poco, las ganancias irregulares de los ricos, las equivocaciones de los padres, las incomprensiones de los hijos... 

¡¡Todo, todo, a la hoguera!! Que las llamas consuman la insensibilidad y la apatía de nuestras vidas quemando los viejos perjuicios para renacer de las cenizas con el verano que comenzamos.


¡Hasta septiembre!: "La vida es un tráfico donde se balancean las perdidas y las ganancias" de la reina Cristina de Suecia.