martes, 7 de enero de 2014

¡¡Ave, Dos Mil Catorce!!





¡¡Ave, 2.014, los que viven te saludan!!

 Esperábamos que entraras de blanco en nuestras casas. La sal preparada para las calles. Y... has entrado llorando con lágrimas transparentes. ¡Deja de llorar! Piensa en positivo: 

FÍJATE como corre el agua bajo los puentes.

ADMIRA las montañas repletas de nieve.

 DISFRUTA  los últimos días de las calles iluminadas con hermosas figuras navideñas.

 FIJA TU VISTA en el verdor de la hierba. 

REPARA en los hermosos monumentos que permanecen firmes y serenos.

GOZA observando a los niños disfrutar de sus juguetes.

 SIENTE  la música y compártela con los jóvenes y mayores.

CONTEMPLA a los no tan jóvenes cuidando de sus retoños. 

APRECIA a los ancianos al calor de las salas, jugando a las cartas.

SALUDA a las personas que disfrutan en nuestras estaciones de esquí. 

NOTA como las calles se llenan de gente con paraguas de colores. 

OBSERVA en los centros comerciales la variedad de personas en busca de las rebajas.

 REVISA las estaciones del Ave y mira la cara ilusionada de la gente que viaja.

 EXAMINA los aeropuertos y siente los abrazos de los que llegan de lejos.

 PERCIBE el ruido de las olas frente al mar.

 PASA REVISTA al 2.013 y te darás cuenta de que no estuvo tan mal en su conjunto: Las plantas siguieron creciendo, los pájaros cantaron alegres, las fieras criaron a sus hijos, las personas... bueno las personas vengas como vengas siempre ponen pegas. ¡Somos así! Te saludo con:  caricias, sonrisas, abrazos, besos... Egoistamente espero que me los devuelvas duplicados, triplicados o elevados a la máxima potencia a lo largo de los 365 días de los que dispones.


Hoy es un día más de enero:  "Nunca pienso en el futuro... ya llegará" de Albert Einstein



2 comentarios:

  1. ¡Feliz año igualmente para mi informático preferido! Megabesos.

    ResponderEliminar