jueves, 12 de febrero de 2015

De un "Filandón"





 Se cuentan muchas anécdotas curiosas que ocurrían en "Los Filandones" y han pasado de boca en boca. En Felechares se cuenta una muy divertida: 

Se dice de un hombre que tenía una hija muy holgazana. Tanto que  solo pensaba en comer, no hilaba nada. Como ya era casadera fue con su padre al "hilandero" para que la vieran los mozos, sobre todo aquel con el que su progenitor la quería casar. Le preparó su madre una "rocada", esto es parte de un vellón de lana cardada, para hilar durante la velada. Además la chica, como era tan glotona, se metió bajo el delantal un trozo grande de pan y media tripa de chorizo para cuando tuviera hambre. 

Cuando llegaron los mozos ya estaba cansada de hilar y estaba comiendo el pan con el chorizo. Su padre le dijo al chico que quería que fuera su yerno:

 _¿Viste la mía filla María qué coparrón "teníe"?, pues diez como aquel se retrinca al día? (Se refería  a la rocada de lana, dando a entender que diez como aquella hilaba al día).

 A lo que el mozo riéndose, creyó que se refería al pan y al chorizo que la chica estaba comiendo y le contestó:

 _De la su "panera" que no de la mía. 

Con lo que el chico dejó claro al padre que no pensaba casarse con su hija ya que comía mucho pero trabajaba menos de lo que su padre quería hacerles creer a todos. 


Ya lo decía mi abuela: "La taberna de buen vino no necesita bandera"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada