jueves, 23 de abril de 2015

Sin "Libro-reliquia"


 


Soy leonesa sin sentimiento de "castellanayleonesa" por mucho que sea el día de la Comunidad. Para mí sombra el 23 de abril es "El día del libro" y punto. 

Me he puesto a recordar tantos y tantos libros leídos o soñados cuando no los tenía cerca. De pronto, tú viniste a mi mente de sombra sin llamarte. Sé mucho y no sé nada de ti:

 Sé que te escribió a mano mi bisabuela cubana que nació a mediados del siglo XIX y murió en el siglo XX, concretamente en 1931, en esos tiempos tenía gran mérito saber escribir y aún más siendo mujer. Sé que te escribió con pluma y tinta. Sé que te llenó de recetas de cocina, de recetas cubanas y españolas, porque según contaba mi madre su abuela cocinaba muy bien. Muchas veces la oí acordarse de ti y comentar:. 

_¿Qué habrá sido de el libro de cocina que escribió mi abuela Josefa? ¡Cómo me gustaría copiarlo! Se lo vi consultar muchas veces, ¿dónde estará? Cuando me casé quedó en mi casa _seguía contando mi madre_. Una vez me dijo mi hermana Aurea que lo tenía ella. Que estaba en el fondo del arca de madera que heredó, donde guardaba las mantas y ropa. Cada vez que veía el arca en el portal, a la entrada de su casa, pensaba en el libro de cocina que me había propuesto copiar en cuanto tuviera tiempo.

Pero nunca te sacó mi tía del arca porque mi madre nunca tuvo tiempo para copiarte. Ella me pasó  el testigo mentalmente, pues siempre guardé la intención de copiarte. Pero salí del pueblo, me casé, me fui de mi casa, trabajo, hijos... Siempre te recordé pero pasó demasiado tiempo. Cuando pregunté por ti, ¡habías desaparecido! ¿Heredado?, ¿regalado?, ¿roto?, ¿perdido?, ¿quemado? 

Siempre soñé con tenerte entre mis manos puesto que estaba escrito por unas manos gracias a las que yo nací a través de mi madre. Siempre soñé con leerte. Siempre soñé con copiarte. ¡Siempre soñé contigo!.

 Además la madre de mi bisabuela, cubana también, le habría trasmitido oralmente y por escrito quizás muchas de esas recetas a su hija. Por lo tanto para mi, eres mi "libro-reliquia desconocido". Virtualmente cuentas con más de tres siglos de historia en mi pensamiento. Hoy, hubieras estado de moda. 


Pero... nunca te leí: .“Lee y conducirás, no leas y serás conducido” de Santa Teresa de Jesús.






2 comentarios: