martes, 17 de noviembre de 2015

¡¡Dioses!!




Lo griegos y los romanos tenían multitud de dioses que nunca trataron de imponerse unos a otros ni a los habitantes de los países que conquistaban, Cada uno elegía a su dios favorito según la tarea a la que se dedicase. Luego vinieron las restricciones y quedaron sólo algunos, cada grupo trata de imponer la creencia de que es el suyo es el verdadero.

Lo que realmente ha ocurrido es que hoy no se sigue al dios de La Biblia o al dios del Corán, hoy se siguen principalmente tres dioses muy modernos o no tan modernos: el dios del Dinero, el dios del Poder y el dios de la Avaricia. Se parapetan detrás de los dioses sobresalientes, se esconden tras ellos, pero no nos engañemos, las matanzas y barbaries en nombre de un dios u otro, están producidas por los dioses modernos o no tan modernos.

Nos lamentamos y sí, hoy "todos somos París" pero ya ha comenzado el "ojo por ojo y diente por diente" Cuando dos alumnos se peleaban mi sombra siempre pregunta: ¿Quién empezó? Porque para mí, ése/a era el o la culpable. Y... tenemos que echar la vista muy atrás para darnos cuenta de quién empezó estos desastres que nos ocurren. "Aquellos barros trajeron estos lodos" sin duda alguna.

Mi sombra imagina igualmente el mañana cercano. Cuando el invierno llegue y miles y miles de hombres, mujeres y niños emigrantes en el norte de Europa sin Dios alguno, caerán desnutridos, ateridos, enfermos... ¡Será un espectáculo dantesco! Cuerpos pequeños y grandes sin vida a lo largo de km y km y mientras tanto nosotros seguiremos aquí con el tema de siempre: "que si Mas, que si menos" a todas horas, calentitos esperando a los Magos con sus regalos.


Me pregunto qué Papá Noél les ayudará a ellos: "¿Existe Dios? Si crees en él, existe, si no crees en él, no existe" de Máximo Gorki.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada