jueves, 4 de febrero de 2016

"Juan Trampas"





En los pueblos leoneses, como en todos los pueblos, hay costumbres que se han perdido pero que las personas mayores recuerdan con nostalgia.

Así, hace años, el día del Antruejo por la zona de La Valdería concretamente en Felechares, los mozos visitaban de forma especial los filanderos o filandones de la zona. Sobre todo aquellos en los que había más mujeres jóvenes. 

Llegaban a los filanderos, varios mozos disfrazados y otros sin disfraz. Primero entraban algunos mozos sin disfrazar y decían que traían a "Juan Trampas". Nada más anunciarlo las mozas se asustaban y no sabían donde meterse, normalmente se escondían detrás de las mujeres mayores. Luego entraban los disfrazados con Juan Trampas, que buscaba a las chicas para asustarlas y así todos se reían, lo pasaban bien, y disfrutaban saboreando los dulces típicos de carnaval.

Juan Trampas era un mozo vestido de muerto envuelto en una sábana con una vela encendida que llevaba sobre la cabeza o en la mano. Este personaje se hizo muy famoso y los mozos se turnaban cada año para vestirse de "Juan Trampas". 

Cuando acababa la velada algunos mozos del pueblo se iban a otros pueblos cercanos y se metían en las bodegas a beber vino. Cuando regresaban a Felecchares, al llegar a "Los Corrales del Medio" empezaba a amanecer, con lo que la juerga duraba toda la noche. Ya se sabe: "En Carnaval todo val"


¡Vivan los carnavales!: "Yo no he sido tanto yo como los personajes que representé en este carnaval literario. Ellos son, pues, en buena parte mi biografía" de Miguel Delibes.



20 comentarios:

  1. Qué costumbre más curiosa. Hemos perdido mucha inocencia, ahora es todo mucho menos mágico, en mi opinión. Qué pena, todas estas costumbres son muy imaginativas y teatrales.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Crónicas, suerte que en algunos pueblos las están recuperando. Un beso.

      Eliminar
  2. Qué curiosa costumbre!

    Abrazo =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta ha desaparecido, pero está en el recuerdo. Un beso.

      Eliminar
  3. Burnidimo lo que has compartido
    Cpstumbres locales que son amenas de conocer
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son costumbres propias de estos días de Carnaval, aquí pasados por agua. Abrazo.

      Eliminar
  4. Nunca había oído hablar de "Juan Trampas", es una costumbre muy simpática.
    Me suscribo a las palabras de Celia, antes las cosas eran más sencillas y mágicas :)
    Gracias por tu visita. Nos seguimos leyendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eme, sí era muy curiosa. Algo de magia sí se ha perdido. Un beso.

      Eliminar
  5. Un modo de cortejo que permite levantar el velo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Pilar porque antes los chicos y las chicas prácticamente por aquí sólo se encontraban en los filandones. Besos.

      Eliminar
  6. Ay, la inmensa sugestión de las viejas costumbres...

    Muy bello el modo en que lo has narrado

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Idelfonso. Saludos.

      Eliminar
  7. Soy fanática de las tradiciones y me da mucha pena que se pierdan.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso lo mismo que tú, Charo, pero es difícil que se conserven al menos tal como eran. Un beso.

      Eliminar
  8. Es la primera vez que lo veoo! es super interesante. Me quedo aqui. un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, Natalia, quédate cuanto quieras. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Es una pena que se pierdan estas entrañables veladas. Me imagino que "Juan Trampa" era la excusa perfecta, para el comienzo de una especie de cortejo, con las comadres sentadas en sus sillas, como testigos, y recordado sus años mozos.
    Me ha encantado tu entrada.
    Un abrazo, Mara.

    ResponderEliminar
  10. Así lo imagino yo también Manuel, una bonita excusa para encontrarse. Saludos.

    ResponderEliminar