jueves, 2 de junio de 2016

SUPERDOTADOS


Obtenida de la red


Hace unos días la mamá de Héctor fue con su hijo a la biblioteca pública. 

Allí, en la sección de libros de infantil, mientras observaba los libros escuchó preguntar a una madre con un niño de unos ocho años a la encargada:

 _ ¿Tenéis algún libro especial? es que mi hijo es superdotado _esto lo dijo para que todo el mundo se enterara. Su hijo la miraba sin soltarse de su mano. 

En ese momento ya la mamá de Héctor, una segunda mamá y un papá se habían enterado de que había un "superdotado" en la biblioteca. La encargada le dijo que mirara unos libros que ella tenía sobre la mesa de las devoluciones pendientes de colocación. La mamá del Pitagorín les echó un vistazo y repitió:

 _No, es que mi hijo necesita algo determinado por ser un niño de altas capacidades. El niño hojeaba, con su mano libre, uno de los libros que su progenitora le cerró al tiempo que le decía: "éste tiene demasiadas ilustraciones, tú eres un niño muy listo y hemos de buscar algo más completo". La responsable bibliotecaria le animó a que buscara en la zona de niños un poco mayores. De nuevo la madre del genio volvió a repetir: 

_Es que al ser un niño de gran coeficiente intelectual, lo normal no le gusta. 

A estas alturas ya estaban las otras dos madres y el padre a punto de gritar: ¡¡YA SABEMOS TODOS QUE TU HIJO ES UN SUPERDOTADO!! Claro que en su interior barruntaban que a la madre si que le faltaba unas cuantas luces, a juzgar por su comportamiento.

 La mamá de Héctor, que es profesora, ya estaba hasta las narices de oír las frasecitas de la madre del geniecillo. Miraba para el niño y sentía un poco de lástima por él. Ella, como profesional de la enseñanza, tiene en alguna de las clases que da hasta tres niños diagnosticados como superdotados. En la clase de lengua leen regular, ponen faltas y no tienen una comunicación fluída como es de esperar en estos casos. 

¿De verdad son superdotados? Sin querer dudar de los diagnósticos en general, a veces no se corresponden con la realidad. Algún otro profesor del centro le ha comentado que tenía sus dudas al respecto  y hasta le aclaró: "No sé, no sé estuvo mi hijo aquí haciendo prácticas de P.T. y entre él y el psicólogo no sé yo qué diagnósticos hicieron". 


Las familias en su seno desearían tener siempre superdotados, pero... "Vivimos una época en la que el conocimiento ha superado la sabiduría" de Charles Morgan.  



44 comentarios:

  1. Hay padres insoportables...pobre niño!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí algunos hay que se pasan. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Más que insoportable...necia. Lo de ser o no ser superdotado es un relativo. Los niños se desarrollan todos cuando su madurez psicológica está completa. Muy interesante tu post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces los padres apoyan tanto a sus hijos que junto a otros de los que no se preocupan tanto, parecen más inteligentes sobre todo de muy pequeños pero el paso de los años dice si es así o no. Abrazos.

      Eliminar
  3. Seguro que abundan los niños superdotados, pero lo que más se da son los padres agilipollados...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je, la verdad es que como ya dije en el comentario anterior algunos padres lo hacen todo porque sus hijos destaquen. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Sobran padres agilipollados!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez más porque al tener un sólo hijo están todo el día pendientes de las notas y si saca un notable van a preguntar por qué no le dieron el sobresaliente. Saludos.

      Eliminar
  5. Tener un hijo superdotado no deja de ser una desgracia. El trato es complicado, sobre todo cuando los progenitores no tienen un coeficiente intelectual demasiado alto ni una capacidad de comprensión adecuada. Muchos fracasos escolares corresponden a niños supuestamente superdotados.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en parte si realmente son superdotados pero que para serlo hay que cumplir unos parámetros que no siempre los cumplen a pesar del diagnóstico. Abrazos.

      Eliminar
  6. Prefiero ser "del montón que dios crió" porque ese nivel de exigencia mata el interés de cualquiera por relacionarse con los demás. Los superdotados pueden ser muy listos, pero en la mayoría de los casos su sociabilidad deja mucho que desear. Tu relato me da una idea de por qué.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría somos del montón, pero sí hay algunos que merecen llamarse superdotados y desde luego si es así, debemos darles todos los medios para que su interés no decaiga. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Son niños normales que necesitan un poco mas de atención, pero deben seguir sus cursos y si los compañeros no se enteran mucho mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Ester. Desde luego con madres como la del post, como para no enterarse los compañeros. Un beso.

      Eliminar
  8. Pobre criatura, menuda madre le tocó en suerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí al fin y al cabo el niño será como dice o no, pero con ella... Un abrazo.

      Eliminar
  9. Vaya con la madre....le faltó aclarar que el niño es superdotado pero ella menosdotada!

    Abrazo Mara ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo creo yo también, Liliana, desde luego al niño no le hace ningún favor si va pregonando por ahí sus capacidades, ya se encargará él de demostrarlo. Besos.

      Eliminar
  10. Que pro blema cuando padrs no realizados quieren realizarse a traves de sus hijos no???
    Cariños y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Has dado en el clavo! Abuela Ciber, en muchos casos son los anhelos sin cumplir de los padres los que están siempre presentes. Besitos e igualmente buen fin de semana.

      Eliminar
  11. A los niños hay que tratarles como niños y aunque tengan inquietudes y sean listos hay que dejar que sean ellos mismos los que experimenten y busquen aquello que les estimula a seguir en su enseñanza.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón Ilesín, sobre todo han de ser niños que la infancia sólo la vemos una vez. Abrazos.

      Eliminar
  12. Desconozco las cualidades del niño superdotado. Y a la vez cual es la línea que separa a éste del resto. Y desde luego desconozco, ni ganas tengo de conocer, cuales son las ventajas de uno sobre otros.

    Tengo dos nietas, de 5 y 12 años, "sin clasificar", que son magníficas. Inteligentes, creativas, naturales, integradas en su ambiente, aulas, amistades, etc. Y no me gustaría que dejasen de ser lo que son. ¡Qué no lo harán!

    Pero puedo entender a esa madre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te felicito Ernesto por tener esas dos joyas de nietas. Por esta zona antes se intentaba apoyar más a los niños infradotados, pero ultimamente se busca más al que destaca, que no me parece mal si se miran bien todos los parámetros antes de tildar a un niño de una forma u otra.
      El comportamiento de la madre, aunque se comprenda, me parece un tanto perjudicial para el niño. Saludos.

      Eliminar
  13. los genios del hoy La magia del mañana
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que los genios no se basen en la magia, por favor, je, je. Un beso.

      Eliminar
  14. Hola Mara.. hay niños quizás superdotados, pero no son los mas felices, y mas con madres estúpidas..jeje..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La felicidad llorenç espero que no dependa de un diagnóstico y otro de lo contrario apaga y vámonos. Un saludo.

      Eliminar
  15. Hola Mara, la verdad que me da lastima este niño y mas con padres como la que describes, ya que pienso que son los mismos padres los que les hace ser bichitos raros y que los demás se aparten de ellos, a mi entender a los niños por muy superdotados que sean se les debe dejar ser ellos mismos y conforme vayan creciendo que sean ellos mismos lo que elijan lo que quieren leer o hacer, pero no lo que los padres quieran, ellos mismos están haciéndole la vida insoportable a esos niños y trasformándolos en esos bichos raros, tengo dos sobrinos y los dos tienen una inteligencia sorprendente, sacando notas altisimas y todo becas, pero siempre han sido ellos los que han elegido y no los padres, creo que es así como debe ser, dejar que sean niños y no monstruitos para presumir de ellos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo en lo que dices Piruja, que sean los niños los que lo demuestren y no los padres los que lo hagan por ellos. Un beso.

      Eliminar
  16. Bueno, no se que decirte, no entiendo mucho de estas cosas, salvo que uno quisiera que los niños fueran simplemente niños, que no es poco

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muchísimo y con tanta tarea extraescolar no les dejamos ser niños que para ellos y para nosotros debería de ser lo importante. Saludos.

      Eliminar
  17. gracias querida por tus aportes emocionales
    gracias por tus escritos donde a diario aprendemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras. Un beso.

      Eliminar
  18. Tampoco yo estoy de acuerdo con esa moda de las "altas capacidades". ¡Parece que estuviésemos rodeados de Mozart o Einstein por todos lados!
    Son chicos inteligentes, listos, espabilados, trabajadores... Creo que se les hace más mal que bien etiquetándolos así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Duhego sobre todo con tu último párrafo, son eso pero de ahí a la superdotación creo que aún hay un trecho. Saludos.

      Eliminar
  19. Buff...pobrecito niño.
    Creo que no le beneficia para nada la actitud de su madre. Además, se exagera a veces en las capacidades del niño superdotado y al final lo que hace es aislarle de la realidad más inmediata.

    ResponderEliminar
  20. Buff...pobrecito niño.
    Creo que no le beneficia para nada la actitud de su madre. Además, se exagera a veces en las capacidades del niño superdotado y al final lo que hace es aislarle de la realidad más inmediata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Maripaz, aislarle y etiquetarle lo que yo también pienso que no le favorece. Un abrazo.

      Eliminar
  21. Hola Mara. Muy bueno tu post. Realmente esa mamá no le hace ningún bien al elegir lo que su hijo tiene que leer. Tampoco al llevarlo de la mano como si él no supiera qué hacer. Sobre protegerlos no es bueno porque los idiotiza. Hay que dejar que los niños sean libres para elegir dentro de su edad, lo que les guste leer, y no elegirlo las madres a menos que sean muy expertas tal como maestras o psicólogas. aun así l@s niñ@as tienen que tener libertad.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobreprotección Isa ésa es la palabra elegida entre las tuyas y eso les coarta muchísimo. Gracias. Abrazos.

      Eliminar
  22. Hola María
    Un niño superdotado lo puede llegar a pasar realmente mal en las clases, ya que suelen tener una capacidad especial en una materia y las otras son aburridas, poco interesantes,etc de ahí el alto grado de fracaso escolar en estos críos, al contrario de lo que a simple vista parezca necesitan clases de refuerzo en muchas materias y avanzadas en otras, sería largo mi comentario y desde luego no es igual el serlo que tener un coeficiente intelectual alto

    Los padres escuchan algo así y pierden el norte, se olvidan de lo que es normal: el apoyo, la compresión y tratarlo de manera natural sobre todo delante de sus hijos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mara, disculpa té cambié el nombre.

      Eliminar
    2. Así es Ino, a veces los padres atosigan tanto a sus hijos con los deberes y clases particulares además de las actividades extraescolares que logran que destaquen pero no les hacen felices. Un abrazo.
      No te preocupes por el nombre. Mi nombre real es María Lucía así que has acertado.

      Eliminar