jueves, 10 de noviembre de 2016

¡No, era no!



Abel y Noelia comenzaron su relación siendo unos adolescentes. Él tenía 21 años y Noelia 19 cuando decidieron irse a vivir juntos. Todo iba bien, se amaban, trabajaban, compraron su piso, pagaban su hipoteca... 

Pero... Había algo muy importante en lo que no estaban de acuerdo. En nuestros días sucede a menudo que uno de los miembros de la pareja, casi siempre el hombre como en este caso, no quiere tener hijos. Además Abel no quería casarse y Noelia soñaba con vestirse de blanco. 

Llevaban juntos ya diez años cuando Noelia decidió tomar la iniciativa en algo que a los dos concernía. Llamó a su hermana y juntas se presentaron en la catedral ante el deán para consultarle qué fechas tenían libres para contraer matrimonio. El deán les dio una fecha para mediados del año siguiente. 

Noelia esperó a la hora de la cena para decirle a su pareja que tenía una sorpresa para darle. Ante la atenta mirada de su compañero le dijo que habían estado ella y su hermana en la catedral y que el día 23 de junio del año próximo se casarían. Abel a punto estuvo de atragantarse. Hizo la pregunta de la que ya tenía la respuesta. Preguntó a Noelia con quién había ido a informarse de la boda y Noelia le contestó que con su hermana como ya le había dicho.

 _Pues te vas a casar con tu hermana, _gritó Abel. Tiró la servilleta sobre la mesa de malos modos, se levantó de la silla y se fue. 

Fue la última vez que hablaron a solas. Al día siguiente Abel desde la casa de su madre le mandó los papeles de la "separación" a Noelia,  pues aunque no estaban casados había cosas de las que tenían que hablar a través de sus abogados. 

Vendieron el piso, repartieron el dinero y quedaron como "amigos". Han pasado siete años, Noelia tiene nueva pareja pero sigue guardando un rincón en su corazón para Abel y éste sin pareja estable, recuerda constantemente a Noelia.


El tiempo y la vida siguen: "Lo prudente es suponer que nadie tiene completamente la razón, ni nadie deja de tenerla por completo" de Herbert Spencer.



32 comentarios:

  1. Si por una tontería así, se separan, muy unidos no debían de estar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que algo más debían de haber hablado, pero a veces las cosas en caliente se rompen y no se sabe como arreglar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Que cosas pasan.. y es que como se dice, ya no se aguanta nada.. pero, "se la vi", y la vida sigue..
    Un abrazo Mara..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es desde luego se aguanta mucho menos. Abrazos.

      Eliminar
  3. Pues hombre él era un poco borde por no querer pasar por la vicaria, o por el altar, porque en esto de religión, como que no estoy muy puesto. Pero ella también tuvo tela de ir con la hermana para pedirle cita al cura, sin consultárselo a él. Aunque ahora las parejas se aguantan cada vez menos. Yo tengo un conocido, que al mes de estar casados se separaron.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberían de haberse sentado y hablar, aunque luego lo dejaran pues cada uno tenía su parte de razón, pero...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Esa decisión, que afecta a los dos, no puede ser tomada unilateralmente. Abel se lo ha tomado como una injerencia de la cuñada.
    Nadie debería meterse en la vida de las parejas (y, si me apuras, en la vida de nadie).
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que ella sin consultarlo con él no debería haberlo hecho, pero no creo que la cuñada influyera demasiado en algo así. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Cuando tu pareja tira una servilleta, suelta un exabrupto y es incapaz de llegar a un consenso entre sus deseos y los tuyos lo mejor es separase. me gustado Mara. Un bwso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, es comprensible que le hubiera sentado mal, pero después más en frío lo podían haber hablado y desde luego si no llegan a un acuerdo es mejor dejarlo. Besos.

      Eliminar
  6. Es que ahora no quieren problemas, con cualquier cosita ya mejor se quieren separar, aunque en este caso, era decisión de dos.

    Besos Mara =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que se aguanta poco pero en algo tan importante deberían haberlo hablado. Abrazote.

      Eliminar
  7. Es una decisión que acepta a los dos y si no llegan a un entendimiento es que la relación no tiene una buena base. Y ya que tenia fecha para la boda buscó un nuevo novio para no perderla. Hizo bien. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La relación duró bastantes años a mi juicio para tener posturas tan contradictorias en un tema importante pero así es la vida. Un beso.

      Eliminar
  8. Por una u otra causa estas cosas suceden entre parejas, amigos, familiares, etc.

    La condición humana creo que se llama.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bien llamada Ernesto, suceden y seguirán sucediendo. Abrazos.

      Eliminar
  9. En las cosas de pareja los demás sobran,yo entiendo a él lo que no comparto es su comportamiento.
    Besos Mara.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los entiendo a los dos y los dos han fallado en la forma de tratar el tema, pero... Abrazos.

      Eliminar
  10. Necesitaron separse para ver lo afines que eran...Aunque cada uno ha construido su vida por separado.


    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno él aún no tiene pareja estable pero la vida de uno sólo uno tiene derecho a elegirla. Un beso.

      Eliminar
  11. La filosofía que se respira hoy en el ambiente no es compatible con el matrimonio y menos aún con la paternidad (maternidad incluida). Luego se buscan otras disculpas pero la razón de fondo que actúa inconscientemente es la filosofía de la vida que se respira por doquier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto tiempo Enrique! Me alegro de verte por aquí. Tienes toda la razón la filosofía de la vida ha cambiado mucho y pienso que para peor. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Buenos días Mara, pienso que hoy día las parejas quieren tener mucha libertad y no ataduras de hijos o bodas, creo que antes de convivir es mejor dialogar en si los dos están de acuerdo en muchas cosas, ya que si no es así, suelen venir las consecuencias de Noelia y Abel.
    Gracias por tu visita a mi bolg.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Conchi, pero se empieza por vivir juntos y al primer contratiempo no somos capaces de analizarlo. Abrazos.

      Eliminar
  13. Pues a veces la vida te pone a prueba y la verdad ya que estaban años juntos he iban bien no costaba ningun trabajo ni sacrificio dar ese capricho a su amada, demostrandole que la queria lo suficiente como para no importarle firmar un papel, Mil besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que después de diez años de convivencia se aspira a algo más pero se deben conservar las formas en ambos miembros de la pareja. Abrazos.

      Eliminar
  14. ¡Hola Mara! Gracias por visitar mi blog y darme el tuyo a conocer. Me ha gustado mucho lo poquito que he visto hasta ahora, espero venir a menudo para no perderme lo que publiques.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Diferencias de opiniones en las que parece que no se puede llegar a un acuerdo que aporte felicidad a ambas partes.
    Es una pena que el amor y la comprensión no prime a la hora de zanjar asuntos del día a día, pero ocurre demasiado a menudo.
    Un abrazo bien grande Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Raquel, pero vivir en común desgasta y más cuando en algo tan importante no se ponen de acuerdo. Sin duda ambos han de aceptar las consecuencias. Saludos.

      Eliminar
  16. Me quedo helada, sólo por eso dejan una relación? Y luego ella ya tiene pareja estable? y él v de flor en flor? Alucino en colores, me perdí totalmente de esta vida.

    Un abrazo querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El momento que vivimos va muy rápido pero la mujer que quiere un hijo después de diez años conviviendo piensa que se le pasa el arroz, pero claro el ya sabía como pensaba. Un beso.

      Eliminar