jueves, 16 de junio de 2016

"Sin contar con él"




Se acerca el verano y con él la fiesta de la "Amistad" que en muchos pueblos organizan los jóvenes. 

El verano pasado en uno de nuestros pueblos se organizó como cada año el primer sábado de agosto la fiesta de la Amistad.  El sacerdote es un cura para varios pueblos al que no le gusta mucho su profesión o al menos esa es la impresión que ha dado más de una vez. El presidente ya había  tomado todas las decisiones necesarias para el evento. 

El domingo anterior el cura dijo en la misa que la fiesta no se podía celebrar ese día porque a él no le venía bien, que se posponía para el sábado siguiente. En ese momento Jose, el presidente del pueblo, subió al prebisterio y dijo al cura y a los presentes, que ya estaba contratada la orquesta, organizado el partido y los grupos folclóricos preparados por lo que no se podía dejar para otro fin de semana la celebración. La iglesia estalló en aplausos.

El cura dijo, con muy mala leche, que entonces no contaran con él, que ya no quería que le hubieran asignado este pueblo y con esto, remataban. Con estas palabras terminó el Oficio.

A la salida de misa el presidente se reunió con varias personas y decidieron  ir en busca de Carlos, un agustino del pueblo que estaba de vacaciones, al que pidieron que dijera la misa él. El padre Carlos les confesó que tendrían que hablar con el párroco para que diera su permiso, a lo que ellos le informaron que ya les había dicho que no contaran con él y para que no tuvieran problemas la misa no se iba a celebrar en la iglesia.

¡El cura no se salió con la suya! En el salón del pueblo se preparó todo el día señalado. Hubo: misa, juegos, bailes, deporte ... Un punto negativo "el botellón" de la tarde-noche, al que vinieron jóvenes de toda la redondez y que se está convirtiendo, por desgracia, en lo cotidiano de las fiestas de juventud.


Nadie es indispensable: "Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla" proverbio ruso.


34 comentarios:

  1. Pues si no le gusta que se dedique a otra cosa.Pensaría salirse con la suya y le salió el tiro por la culata.
    De nuevo por aquí. He estado parada por un problema médico, ya todo bien y en marcha de nuevo.
    Buen viernes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que ya estés recuperada. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Son los problemas de la falta de vocaciones sacerdotales, y de la asignación de varios pueblos a un solo cura.
    Siempre hay soluciones teniendo voluntad de hacerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Helio teniendo voluntad de hacerlo pero se ve que aquí faltó un poco de comprensión. Saludos.

      Eliminar
  3. Me parece fortísimo, vergonzoso. Menos mal que no se salió con la suya...
    Besos y buen finde, Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me alegré pues la opinión y el esfuerzo del pueblo también ha de contar. Gracias. Besos.

      Eliminar
  4. Pobre hombre, atrapado en un oficio que debe ser tan generoso y sin nada de vocación. Da pena.
    Gracias, Mara leonense, leona, te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, leonesa mejor, je, je lo de leona suena muy fuerte. Un beso.

      Eliminar
  5. Mara que tengas buen fin de semana. Saludos desde Almeria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Trini, una hermosa tierra la tuya. Saludos.

      Eliminar
  6. Me parece que a cura le falta.....cambiar de "profesión" y que se consiga una pareja!!! Jejeje

    Buen finde Mara =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón, je, je, desde luego la "tarea" no le gusta mucho. Gracias. Un beso.

      Eliminar
  7. Siempre se puede hablar con el obispo y pedir que manden a otro cura. Los vecinos deben poder celebrar la fiesta el día acordado y tienen derecho a oír misa y recibir las bendiciones. Unos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil con la escasez que hay de sacerdotes. Espero que algún día no muy lejano ordenan a las mujeres, que será cuando los hombres no quieran ser curas como siempre. Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Mara, se creen estos "señores" que aun estamos en tiempos de cuando se hacia todo como ellos querían y se creían dueños y señores sobre todo de los pueblos, y están muy equivocados, si no le gusta su trabajo que se valla y venga otro que si le guste, hizo muy bien el pueblo en hacer lo que hizo y disfrutar de la fiesta, esta gente se cree que aun estamos en la prehistoria.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la razón Piruja, se creen con todos los derechos y ningún deber con el pueblo que pone sus dineros y esfuerzos. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Desencuentros de la vida... Que por otra parte no tienen mayor relevancia cuando se hacen las cosas adecuadamente.

    Bastante tiene el hombre con cargar con un oficio que se hace cuesta arriba. Pero es su lección de vida. Como cada quien!!

    Un abrazo, Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay demasiadas personas trabajando sin vocación en la iglesia y creo que es junto con la educación y la medicina donde más se necesita, pero así es la vida. Estos desencuentros a veces en los pueblos pequeños traen malas consecuencias. Abrazos.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Amén, tú lo has dicho je, je.¡Con la iglesia hemos topado! Saludos.

      Eliminar
  11. Pues tendría que buscarse otra actividad, menudo cura más raro y más tal como está el patio para ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hay raros, raros, raros y este es uno de ellos lo suyo primero. Un saludo.

      Eliminar
  12. Los mismos curas que se quejan de la falta de fieles son los que los están alejando con actitudes como la que cuentas.

    Un abrazo Mara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Malque, en vez de atraer fieles los alejan, ahora las personas no son tan ovejas como antes, que lo que decía el cura iba a misa, nunca mejor dicho. Un beso.

      Eliminar
  13. Perfectos tus finales, Mara. Tanto como la trama.Da gusto leerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tecla por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Cuan cierto, nadie es indispensable
    Y que b ueno cuendo la humildad comienza por casa no???
    Buena semana
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La humildad en algunos curas brilla por su ausencia, pero al fin y al cabo son seres humanos y si no hay vocación, apaga y vámonos. Gracias. Abrazos.

      Eliminar
  15. La verdad que algunos sobran.
    Este año voy a pasar las vacaciones a un pueblo nuevo donde se celebra lo de la amistad.
    Debe ser bonito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo vas a pasar bien seguro, Inma, porque las organiza la juventud y suelen estar muy bien. Un abrazo.

      Eliminar
  16. El cura necesita cura.
    ¡FELIZ VERANO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, je, je. Igualmente un feliz verano. Yo hasta septiembre. Saludos.

      Eliminar
  17. Si hay gente dispuesta a organizar algo ¿por qué tiene que haber alguien que se dedique a fastidiar?

    ResponderEliminar
  18. Siempre hay alguien que no tiene en cuenta el esfuerzo de los demás, lo suyo es lo primero, pero aquí no le funcionó. Saludos.

    ResponderEliminar