jueves, 25 de mayo de 2017

"Saberse vender"



Saberse vender es importante y es una cualidad que pocas personas tienen. Algunas de estas personas, por nombrar alguien famoso, diré como Steve Jobs destacaron en su forma creativa y futurista de presentar sus logros. contribuyendo decisivamente a la popularización de la informática. 

Cuando ejercía mi profesión, en el colegio, había un profesor que era jefe de estudios y apenas daba clase, pero estaba muy interesado en las nuevas tecnologías. Gabriel, que así se llamaba, fue el profesor que despertó en mi sombra y en la mayoría del claustro, la curiosidad por la informática. 

Gabriel, tenía mucho interés por los ordenadores cuando aún no llegaban a las aulas. Dos años después de llegar al centro  nos convenció para que el claustro presentara un proyecto. Se trataba de reunir varios trabajos que habitualmente realizábamos en nuestras clases pero que nos parecían de lo más normal. y presentarlos como un proyecto conjunto.

El colegio obtuvo un primer premio de un millón de pesetas para material del Centro. Todo gracias a cómo Gabriel vendió unos trabajos variados que realizábamos a lo largo del curso y que a nosotras no nos parecía nada del otro mundo.  Bien presentados en un CD. y adjuntando material realizado en papel, fotos...  El centro salió en los periódicos. 

Gabriel quiso ser él quien recogiera el premio en Madrid.  La Directora lógicamente le dijo que aunque el mérito de saberlo vender era suyo, el trabajo era del profesorado y ella era la autoridad representativa del colegio. 

 Hoy, en el colegio hay un cuadro de Esperanza Aguirre, entonces ministra de Educación y Cultura, entregando el premio a la que fue nuestra directora. Reconozco el mérito de "saberse vender" pero me sigo fijando más en el trabajo diario en el aula. No creo demasiado en las conferencias de supuestos "profesores 10" que se saben vender muy bien pero que su trabajo casi siempre está fuera de las aulas de clase y la mayoría de las dificultades se encuentran dentro del aula en el trabajo diario. Mi abuela decía: La taberna de buen vino no necesita bandera" pero en los tiempos que corren quizás haya que "saberse vender". Sé que me contradigo pero...


Me quedo con la frase de Buda: "La verdad es aquello que produce resultados".



martes, 23 de mayo de 2017

¡Una Década!


¡¡Mi blog de cumpleaños!! Sí, ayer hizo diez años que comencé con mi blog "leonesando" con el post En San Marcos  ¡Toda una década, no me lo puedo creer!

Leonesando, me ha dado muchas satisfacciones simplemente porque me gusta escribir. Alguna vez lo he pasado mal, por algún comentario desacertado entre los muchos post que he escrito. Nada menos que 895. ¡Casi 900 post!

Uno de los días que lo pasé mal fue el día que tuve que retirar el post ¡"Tirar la toalla"! porque alguien se vio reflejada, luego lo volví a escribir pasado un año. Otro de los días que también lo pasé realmente mal, fue el día que Ricardo Chao Corazón de León me invitó a su programa sobre blogs en la Cadena Ser en el programa "Hoy por hoy".

Llegué a la emisora y me recibió un atento locutor, Chechu. Luego llegó Ricardo y pasamos a la sala de grabación, semicircular con un gran ventanal de cristal tras el que estaba otro técnico. Yo estaba muy nerviosa y pensé que me harían alguna prueba de sonido o de voz, pero no, directamente el técnico hizo una señal y ya estábamos en el aire, sobre todo yo que flotaba de los nervios.

Chechu y Ricardo me hicieron preguntas sobre el blog: cómo había surgido, cómo elegía los temas, qué post eran mis preferidos... Yo contestaba escuchándome a través de los cascos con una voz muy rara.

Lo más bonito fue escuchar para terminar la majestuosa voz de Chechu.  Leyó la leyenda que mi sombra escribió a la derecha del blog y que sale en todas las entradas:"Vivo y camino por esta ciudad..."  y me pareció mucho más bonita que cuando la escribí.

Al llegar a casa pregunté a los míos: ¿Qué tal? Bien, bien. Mi hermana saltó: Tenías una voz que parecías una monja. Fue la mejor definición porque escuché la grabación y le di toda la razón.


Como canta Alaska: "yo soy así y así seguiré..." "No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo" de Oscar Wilde.



jueves, 18 de mayo de 2017

La Audiencia Nacional




 Marisa es una joven que trabajaba en la Audiencia Nacional. Digo trabajaba porque ha pedido un cambio de destino. Sigue en Madrid pero actualmente trabaja para la Audiencia de la Comunidad. 

Marisa cuenta que en la Audiencia Nacional el trabajo era agotador por la escasez de personal y la complejidad de los casos que se juzgan. Según ella hay un único juez por juzgado y 27 personas que no dan abasto para preparar, resumir, subrayar los casos de mayor envergadura que llegan a la Audiencia Nacional.

Por si esto fuera poco, algunos jueces los quitan y ponen a gusto del partido del gobierno de turno. Otros se van como Marisa para otro destino por el trabajo abrumador y la falta de medios personales. 

Sin salir de Madrid, Marisa no puede comparar su destino en la Audiencia Nacional, donde su trabajo era estresante, imaginemos el de los jueces, con el que presta ahora para la Audiencia de la Comunidad de Madrid.  En la Audiencia de la Comunidad, trabajan más jueces en cada jugado y muchas más personas en proporción con los medios personales de la Audiencia Nacional, donde la situación según Marisa, es insostenible por la acumulación de casos especiales que sólo pueden ir allí.

¿Como está ahora Marisa? ¡Como una reina! Su trabajo en la Comunidad no se puede comparar con el de la Audiencia Nacional ya que en la Comunidad hay cinco jueces por juzgado y en la Audiencia solamente uno por juzgado.

¿Se puede permitir algo así? Que la Comunidad ponga muchos más medios que el Estado para solucionar los problemas judiciales, con el agravante de los casos complicados con sumarios extensísimos que se concentran en la Audiencia Nacional. La joven dudaba que el juez fuera capaz de asimilar tantos pliegos de los casos que le presentaban. Algún juez con el que Marisa ha trabajado, comenta ella, que apenas dormía siempre estaba trabajando en su despacho. ¿Cómo no se van a eternizar los casos judiciales más complicados con tanto cambio?


Cada vez cuesta más confiar en la justicia: "Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte" de Platón.



martes, 16 de mayo de 2017

My "twitter" (37)


Pasadas noticias con presentes indiscretas preguntas.

Lunes 24 de abril: 
Dicho en peligro de extinción "Quien a hierro mata, a hierro muere" o sea que quien la hace la paga. Por ejemplo a la lideresa la subieron al podio dos enemigos (Tamallazo) y la arrojaron de él dos de sus mejores amigos.

Martes 25 de abril: 
Pienso: Si "Un restaurante vegano de Tarragona prohíbe a una madre dar el biberón a su hijo por ser de leche animal, o sea de vaca". ¿Qué le diría a una mamá que amamanta a su hijo en ese  local?
  
Miércoles 26 de abril:
La directora de la Salud Pública de Cantabria, Estela Goikoetxea, puso en su currículo que era Licenciada en Biotecnologá por la Universidad de León. Una leonesa que sí tiene esos estudios, Ángela Bernardo, ¡ole por ella! la desenmascaró y tuvo que dimitir. ¿Cuántos políticos más habrán falseado su currículum?

Jueves 27 de abril:
Ella es psiquiatra y la obligan a estar un año en urgencias. ¡Está acojonada! ¿Estarán todos los médicos de urgencias preparados para desempeñar allí su función?

Viernes 28 de abril:
La relaciones públicas italiana Francesca Chaouqui fue condenada a diez meses en el juicio celebrado en el Vaticano por el caso "Vatileaks 2". El sacerdote español Lucio Angel Vallejo, condenado en ese mismo juicio a 18 meses de cárcel, tras cumplir más de la mitad en el Vaticano, el Papa le concedió la libertad condicional y se trasladó a vivir a Astorga. ¿A su  lujosísimo chalet en Celada? ¿Serán comparables las dos condenas?

 Sábado 29 de abril:
Según recoge la  Fiscalía General del Estado casos abiertos por posibles denuncias falsas en los últimos años, suponiendo que todos terminen en condena, representarían un 0’010 % del total de denuncias. ¿De verdad se puede defender que las mujeres denuncian falsamente? 

Domingo 30 de abril:
¡Será posible que hace 25 años que vivo en León y sólo hace un mes que descubrí que León tiene bajo su suelo un anfiteatro romano que se puede visitar. ¿Conocen las personas de León esta joya? 


Ya lo dijo Antonio Gala "El pasado no muere nunca, ni siquiera es pasado".



jueves, 11 de mayo de 2017

Don Luis


Como en el último post hablé de mi abuela hoy decido hacerlo de su marido, mi abuelo materno, el único que conocí. Era un hombre alto, bien parecido, elegante y muy inteligente. En el pueblo era Don Luis, el maestro. Un hombre muy culto, cuando la mayoría de abuelos eran analfabetos.

 Murió cuando yo contaba doce años así que mis recuerdos de él son pocos. Era muy serio y recto. Mis hermanos y yo le teníamos mucho respeto aderezado con algo de miedo. Al igual que mi abuela no era cariñoso. No guardo un beso o un abrazo suyo. ¡Eran otros tiempos!  Cuando en la iglesia él estaba en el banco de los niños y miraba para el de las niñas, si nos movíamos, con una mirada nos paralizaba. Murió su padre cuando él contaba 14 años y estaba interno en un colegio de la capital. Con esa edad, como los frailes no le dieron permiso, se escapó andando del colegio leonés en el que estaba para ir al entierro de su padre. Dos frailes a caballo le dieron alcance en Benavides ya muy cerca del pueblo. Este episodio dice mucho de su carácter. 

De joven en el pueblo a mi abuelo Luis, lo adoraban, tenía a todos los chicos jóvenes en clases nocturnas gratuitas. Ensayaba y montaba comedias. Ponía inyecciones. Traía a los bebés al mundo en el pueblo. Si había que solucionar algún caso grave acudían a Don Luis. Mi madre me contó un hecho que he contado alguna vez. Benjamín, el loco, desenterró a su padre y acudieron a él para que fuera a calmarlo. Mi abuelo fue al cementerio y encontró al demente al lado del cadáver apartándole las moscas con un pañuelo al difunto. Mi abuelo logró tranquilizarlo. 

Fue presidente de la localidad durante muchos años en los que compró para el pueblo gran parte de lo que hoy son terrenos comunales. Sus primas de Madrid, trajeron la Virgen de Fátima para la iglesia. Uno de sus mayores fallos fue no darle estudios a sus tres hijas. ¡Si hubieran sido chicos...! 

Sólo recuerdo haber visto a mi abuelo en mi casa cuando nacieron mis hermanos pequeños. De mayor su carácter se agrió y en la escuela ya no era el gran maestro de adultos que fue. 

De sus últimos años el recuerdo más punzante era verle sentado a la camilla en aquella cocina triste y oscura donde destacaba su pelo blanco, blanco tirando a amarillento. Siempre el cigarrillo entre sus amarillos dedos y el vasito de aguardiente al lado. Su hígado debía estar muy mal y su sufrimiento debió de ser grande. Más de una vez le dijo a mi abuela: ¡"Patro, dame un cuchillo para acabar con esto de una vez"!. Murió con 66 años. mi sombra no recuerda haber estado especialmente triste. Con doce años me pusieron de luto y me sentía importante por vestir de negro. Al cabo de seis meses ya estaba harta del oscuro color.


Así recuerdo al abuelo que mi sombra conoció: "Pocos hay viejos y dichosos" de Séneca.


P.D. Me hubiera gustado haber preguntado muchas cosas a mis abuelos y a mis padres que entonces no me parecían interesantes. Hoy lo escribo para que mis hij@s y niet@s sepan algo más de sus ancestros.


martes, 9 de mayo de 2017

Doña Patro


 Dicen que las abuelas son dos veces madre. Yo sentí cariño por mi abuela materna, la única que conocí, pero en mi caso no se cumplió la frase.

Mi abuela Patro era de Astorga y se casó muy joven. Mi abuelo debía de ser muy celoso porque no la dejaba apenas salir a la calle. El único paseo para ella era ir a por agua al caño que además tenía muy cerca de casa..Pienso que mi abuelo siempre la culpó por no haberle dado un hijo, ya que tuvo tres hijas.

 Le tocó vivir la mayor parte de su vida con su suegra, que era una cubana de armas tomar. Quizás por esa situación, fue siempre una mujer sin criterio propio. En el pueblo era "Doña Patro" por ser la mujer del maestro. Nunca trabajó fuera de casa, pero no creo que fuera fácil hacer siempre la voluntad de su marido o la de su suegra.

Nunca fue una abuela al uso. Cuando sus hijas se casaron jamás cuidó de sus nietos, a excepción de uno que ya de mayores convivió con los abuelos unos años.  Mientras mi abuelo vivió nunca la vi en mi casa a pesar de que éramos cinco pequeños muy necesitados de ayuda. Cuando mi abuelo enfermó mi madre fue quien le cuidó y fue su gran apoyo. Quedar viuda para mi abuela debió de ser una gran liberación..

El único refugio de mi abuela fue siempre la religión. Sus últimos años los vivió en nuestra casa y la recuerdo leyendo el periódico, paseando por el pasillo o sentada en la cocina detrás de la puerta entre el armario, el escañil y la mesa rezando el rosario o leyendo su breviario. Estampas y oraciones a la Dolorosa, a Santa Rita, a Santa Ana, a San José... ¡No dejaba un santo sin rezarle! 

Un recuerdo curioso que tengo de ella es que mientras rezaba sus jaculatorias, entrelazaba un poco sus dedos y hacía girar los dos pulgares sobre sí mismos. No era nada cariñosa. No recuerdo un beso o un abrazo suyo. Tampoco la vi nunca echarle una mano a mi madre, fregando, cosiendo o cocinando. Al contrario, si mi madre se venía a León por algún motivo, ella se quedaba toda preocupada por si le pasaba algo y no estaba mi madre para atenderla


Así fue la abuela que yo conocí: "Las arrugas del espíritu nos hacen más viejos que las de la cara" de Michel de Montaigne.



jueves, 4 de mayo de 2017

La "Mañanita"

Foto tomada de la Red (se parece)

La "mañanita" Es de punto, tejida en un bonito dibujo de dos colores gris y vino burdeos, rematada en el doble cuello con un ribete gris hecho a ganchillo en forma de ondas. Sus flecos añadidos a mano le dan un aire especial. ¡Era la mañanita de mi Madre! 

Muchas veces en los últimos días del invierno y los primeros de la primavera, las mujeres del pueblo para salir a la calle cogían su chal o su toquilla. Mi madre cogía su mañanita siempre a mano sobre una silla de la cocina. 

Mi madre no era nada friolera. Le estorbaban las mangas así que siempre andaba en manga corta por casa. Si tenía que ir a casa de la vecina, cogía su mañanita y salía de casa colocándosela sobre los hombros. Que iba a la tienda, su mañanita le cubría la espalda, Que salía de noche a por la leche a casa de su amiga "la molinera" su mañanita la acompañaba, Si se encontraba a alguien por la calle y quedaba un ratito charlando, parece que la estoy viendo con sus brazos cruzados bajo la "mañanita". 

¿Quién heredó la "mañanita materna"? Mi sombra. Por eso, antes de sentarme ante el ordenador para comenzar a escribir, sobre mis hombros coloco la mañanita de mi madre. 

Su lana suave acaricia mi espalda y mis hombros con un acogedor y ligero calor. En marzo hizo 25 años que mi madre emprendió el largo viaje del que no se regresa. Desde entonces su mañanita está conmigo  y sobre mis hombros cuando escribo en mi blog. La siento leve, amorosa, suave... es un abrazo que no permite olvidar el calor de una Madre.

¡Feliz día de la Madre!

Estas son las mañanitas,
que cantaba el rey David,
hoy por ser día de la Madre,
te las cantamos a ti.



martes, 2 de mayo de 2017

¡Una pegatina!

 

 Tiene 5 años y salió llorando del colegio porque la profe no le había dado una pegatina y a otras niñas si. Su madre le dice que por eso no se llora. La pequeña camina "a trancas y barrancas" llorando junto a su madre.

 De pronto la niña se para y le dice a su progenitora que si no va a pedirle una pegatina a la profe, no seguirá andando y además llorará más. La madre, ¡manda huev...! regresa con la pequeña al colegio.

 La mamá hace salir a la profesora de una reunión para que le dé una pegatina a su hija. La profesora se encara con la niña y le dice que sólo le dio la pegatina a fulanita y a menganita porque habían trabajado mucho y muy bien, que a ella se la dará otro día. La madre insistió: Es que... sino le da una pegatina llora y no camina. 

La profesora, intentando disimular su mal humor, va a su clase, sale con una  pegatina y se la entrega a la madre. A la vez le comentaba que no estaba bien lo que hacía porque así la niña...

 Ya, pero ...  _dice la madre entregando la pegatina a su hija que automáticamente cesa de gemir. 

Madre e hija se fueron. La niña ya lleva la lección recién aprendida. Para otra ocasión parecida, sabe que  por medio de una pataleta adornada con lágrimas, puedes conseguir lo que quieras. 


No hablo de pegatinas:"Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad" del psiquiatra, Karl A. Menninger.