jueves, 16 de septiembre de 2021

Aquí de nuevo



        Mi familia de celebración. Faltan dos importantes.

Aquí de vuelta. Sí, llegó septiembre y de nuevo salgo al encuentro del mundo bloguero al que me siento orgullosa de pertenecer. 

Mis objetivos para el verano se han cumplido con creces. Celebramos en familia Las Bodas de Oro. 

Hace ya como cinco años, un día hablando, nada en serio, con mis nietos les prometí celebrar las Bodas de Oro en Canarias porque querían viajar en avión. Otro de sus deseos era ir a un hotel con varias piscinas y bufet, para que ellos eligieran los platos que quisieran, yo a todo les decía que sí. 

Por eso desde Enero de este año su frase favorita era: "Yaya, nos lo prometiste". Con la pandemia les decíamos que a lo mejor no era posible pero ellos insistían. Pasamos muchos nervios antes del viaje pues a pesar de que millones de españoles se movían en coche, en tren, en avión, en barco...por toda España. Canarias con su fase 4, exigió todo el tiempo la vacuna o la prueba de antígenos setenta y dos horas antes del vuelo. Mis seis nietos adolescentes, sus padres, su abuelo y yo con las espaldas abiertas y los nervios a flor de piel por si alguno daba en la prueba positivo. A Dios gracias, eso no ocurrió y los chicos disfrutaron de su primer viaje en avión a Tenerife como les había prometido y se pusieron las botas con "el todo incluido": comidas, bebidas, piscinas, playa, aquapark... 

La verdad es que a pesar de las dudas hasta el último momento, todo salió a las mil maravillas.  Disfrutamos una semana de un tiempo precioso y de unos paisajes de ensueño gracias al Teide, alguien dijo que: "Quien conserva la facultad de ver la belleza, no envejece" y... al menos los abuelos nos sentimos más jóvenes. 

Sabemos y tenemos muy en cuenta que el tiempo es un recurso no renovable por lo que hemos de aprovechado. En esta ocasión a pesar de los inconvenientes estamos orgullosos de haber realizado este sueño familiar. 

Mi marido y yo nos casamos el 21 de Agosto del siglo XX, hace 50 años y justo lo celebramos en el año 2021 del siglo 21. Para mí que el número 21 lo vamos a tener que jugar a la lotería. 

La celebración fue lo más atractivo del verano creo que nuestros hij@s y niet@s jamás se les olvidará esta aventura. Sin olvidar los paseos, los baños y sobre todo la salud que nos han hecho disfrutar agradablemente de estos dos meses. 


Me siento bendecida: "Tener un lugar a dónde ir, se llama Hogar. Tener personas a quienes amar, se llama Familia y tener ambas se llama Bendición" del Papa Francisco.



 

jueves, 17 de junio de 2021

¡Feliz Verano!

 


 El próximo lunes comenzará el verano y también la próxima semana deberían de comenzar  las fiestas de León, pero... De nuevo la pandemia se las ha llevado por delante un año más. 

Como se suele decir "al mal tiempo buena cara". Mi sombra no se va a dejar amilanar por las circunstancias y comienzo mis vacaciones con el propósito de cumplir varios objetivos:

 En primer lugar, en agosto, Celebrar las Bodas de Oro con toda la familia. 

Pasear por calles, paseos y plazas. 

Disfrutar del calor con baños de agua y sol. 

Seguir yendo al gimnasio. 

¿Reuniones extrafamiliares? ¿Viajes? ¿Serán posibles? En septiembre lo contaré. 

Hasta entonces, Gracias a mi Mundo Bloguero que me ha hecho disfrutar en su compañía de un año mucho más agradable, divertido y entretenido. Espero que mi sombra haya contribuido a lo mismo un poquito con mis post en el mundo virtual. 

¡¡G R A C I A S!!  ¡Hasta Septiembre! 


¡Feliz Verano!  Alguien dijo: "Hay que ser felices, no perfectos"


jueves, 10 de junio de 2021

Incineración




Un seguro de decesos. ¿Pura estafa? Sí o no.  Desde que era niña, mis padres pagaron un seguro de decesos por toda la familia. La verdad es que cuando mis progenitores murieron supuso un alivio el seguro ocupándose de todos los trámites.

 Pero... la historia de mi incineración  tiene bemoles. Mis padres, como ya he dicho, tenían un seguro de Santa Lucía  en el que desde niños estábamos incluidos mis hermanos y yo. Al morir mis padres los de la aseguradora vinieron a decirnos que podíamos, si así lo deseábamos, seguir con el seguro ya que se nos respetaba la antigüedad y bla, bla, bla. 

Uno de mis hermanos y yo decidimos seguir con la póliza en la que mi sombra incluyó una condición: Que había de ser incinerada junto con mis hijos. Esto ocurrió hace más de 30 años, por entonces en León no había crematorio y las personas habían de ser incinerados en Gijón, con el coste añadido que ello conllevaba, por eso puse esa cláusula a lo que accedieron subiendo la cuota por la condicionalidad. 

Pasó el tiempo y hoy en León hay incineradora por lo que creo que seré quemada sin problemas. Eso sí, la aseguradora ha puesto un límite a mi sepelio que no llega a tres mil euros, si es más costoso el resto corre de mi cuenta o de la de los míos. ¡Toma ya! Eso sí, si subo la póliza, que ya cada año se actualiza, entonces cubrirán todo sin condiciones. 

Hace unos años vino el representante de Santa Lucía de la zona, para ver si mis hijos querían independizarse de mi Póliza y hacerse una cada uno con su familia respectiva. Les aconsejé que no lo hicieran. Desde luego decidieron ellos, pero mi sombra les aclaró que ya figuran en mi póliza aunque no mis nietos y se exponen a pagar muchos, muchos años como me ha ocurrido a mi. 

Desde que hicieron la póliza mis padres, que yo era muy niña, llevo pagando 70 años el seguro y al final aún habrán de poner dinero el día que mi sombra no esté. Si en ese momento deciden mis hijos seguir  con el seguro allá ellos, pero al menos les habré advertido. 

Hoy me ha dado por un tema tétrico. Mis cenizas a mi pueblo, en el monte, junto a castaños y encinas.


No tengo miedo a desaparecer, es ley de vida: "La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene" de  José Luis Borges.


jueves, 3 de junio de 2021

Negrito

 


Me gusta que algún ex-alumno o ex-alumna, ya convertidos en hombres y mujeres a los que cuesta reconocer, se acerquen a saludarme en algún encuentro inesperado. Siento alegría y pienso, al escucharles, que dejé algún grato recuerdo en ellos. 

Así fue cuando se acercó Eduardo, un ex-alumno muy brillante de 8º curso de EGB. Nos saludamos e interesamos por nuestra vida actual. Cuando se alejaba recordé una anécdota de la que fue protagonista. 

En cierta ocasión pedí a la clase que desarrollaran un tema con un hecho que hubiera dejado huella en sus vidas. Es una buena herramienta para conocer el grado de confianza, sensibilidad y empatía de los alumn@s. 

Eduardo lo hizo sobre Negrito. Su escrito comenzaba así: "Echo mucho de menos a Negrito". 

Negrito fue un pequeño cuervo que Eduardo adoptó como mascota cuando aún era un pequeño pájaro. Su aspecto daba honor a su nombre porque sus brillantes plumas eran puro azabache.

 Por aquel entonces mi sombra desconocía que los cuervos pudieran pronunciar palabras. Negrito ya decía ¡Hola!, se hacía el muerto y su dueño le estaba enseñando a decir Paca, porque así se llamaba su madre . 

A menudo se juntaban Eduardo y más chicos para entretenerse. Ese día jugaban con las peonzas en la carretera. Mientras la peonza de Eduardo giraba, uno de los chicos lanzó la suya con toda la fuerza y partió en dos la peonza de Eduardo. Comenzó la pelea: Lo hiciste adrede. ¡Que no! ¡Que sí, que lo hiciste aposta! ¡Que no! ¡No!

La trifulca terminó con golpes, arañazos y algún siete en la ropa de ambos. Cuando un adulto los separó y se iban en dirección contraria a Eduardo se le clavó la amenaza de su adversario en la sien: ¡¡Y... prepárate, porque a Negrito le quedan pocos días de vida!! 

Desde ese día la tensión de Eduardo iba en aumento. Negrito comía en el corral de su mano y aunque se subía volando a la tapia nunca se alejaba. Le acariciaba y el pájaro le correspondía acercando el pico a su cara. Todo el mundo en el pueblo conocía la existencia de Negrito y sus cualidades. 

A pesar de su vigilancia la preocupación de Eduardo porque alguien hiciera desaparecer a Negrito, iba en aumento. Un día de madrugada pidió a su padre que arrancara el tractor y los dos, con Negrito al lado, se dirigieron al monte. Allí, con pena, Eduardo lanzó con fuerza en sus manos a Negrito que voló hasta un enorme castaño. Se quedó allí, un poco aturdido, moviendo sus ojos de un lado a otro. El regreso fueron unos km en completo silencio. Aún así, el ruido del tractor no apaciguaba el sonido que Eduardo escuchaba en su cabeza: Hola. hola, hola....  


Así ocurrió: "Las mentes más profundas de todos los tiempos han sentido compasión por los animales". de  Friedrich Nietszche.


jueves, 27 de mayo de 2021

Cruzar la línea



Estos últimos días ocurrieron en León dos sucesos luctuosos. Ambos casos parecen ser suicidios. Es de lo que se habla con tristeza.

_¡A lo bonzo, a lo bonzo! Se quemó a lo bonzo. Era de mi quinta, del 42 _se apoya sobre el bastón, se baja la mascarilla, se la vuelve a colocar, mira hacia el cielo_. No había otra forma de suicidarse que con ese sufriendo y de esa manera. Cruzar la línea es mucho más fácil. ¡Es que no hay árboles en los parques!

_Les dijo a sus padres que se iba a dar un paseo en bicicleta y no regresó _abre el bolso, saca una cajetilla, luego un cigarro, el encendedor, se coloca de nuevo el bolso en el hombro; una calada se quita las gafas, se frota los ojos con una mano_. Pero, ¡qué nos pasa! Era muy joven, sólo tenía 34 años y ya apareció muerta. ¿Tú te crees lo del suicidio?

_De mi quinta, 82 años, vivía aquí mismo frente a dónde se quitó la vida. Muy bien de la cabeza no debía de estar _agita el batón, saca un pañuelo del bolsillo, se baja la mascarilla, se suena, lo dobla, lo vuelve a guardar_. No, algún tornillo flojo tenía. Me contó una vecina que se llevaba muy bien con él, que un día en medio del puente de San Marcos sacó su cartilla del banco y se la enseñó con 127.000 €, no, no debía de andar muy bien de la testa.

_Tú, yo y todas pensamos que era otra más a sumar a la lista de mujeres. Ya sabes estaba separada y con un hijo, con una orden de alejamiento de su ex  _se baja la mascarilla una nueva calada, se la vuelve a colocar_. Y, ahora ese pequeño sin madre. Esto del Covid nos ha trastornado.

_¿Qué le iba a decir la vecina? No andes con la cartilla por ahí y menos enseñarla, no te jode _se quita el sombrero, se lo vuelve a colocar, se lleva el índice a la sien y hace un par de semicírculos con él_. ¡Mira que no hay formas de...! Hace un gesto de despedida con la mano y se aleja murmurando frases que sólo él entiende. 

_No regresó a buscar al niño al colegio, tuvo que ir el abuelo a buscarlo. Dos días buscándola. Estaba medicada. ¿De verdad habrá sido un suicidio? El cráneo tenía un fuerte golpe _se quita el fular, lo dobla alargándolo, se lo coloca de nuevo al cuello, abre otra vez el bolso, saca las llaves del coche_. La mente humana es muy complicada. Espero que te vaya bien en la consulta. Luego te llamo _se va con paso cansino hasta el coche como si un gran peso no la dejara caminar con soltura.


Nuestras mentes son imprevisibles: "Vive para ti solo si pudieres, pues sólo para ti, si mueres, mueres" de Francisco de Quevedo. 


jueves, 20 de mayo de 2021

"Culopostizo"

 


Hoy toca sonreír. Como sólo salgo para ir al "gim" es allí donde observo, hablo, bailo... Y... A veces, escribo de lo que veo como hoy. 

 Eli es una joven bien parecida y compañera del gimnasio. Delante de ella casi siempre se colocan frente al espejo dos jóvenes que bailan muy bien. Eli, comentó a una amiga que bailaban así porque eran muy culonas y cada movimiento era muy "sexy" como consecuencia del tamaño de sus glúteos.  

En uno de los cierres por la pandemia, Eli apareció con un trasero que llamaba la atención por su enorme tamaño. Todo el grupo terminó  llamándole, a sus espaldas, "Culopostizo" tanto las que saben su nombre como las que no. Pero surgió una pregunta entre sonrisas: ¿Será de verdad o llevará un pantalón levantaculos ja, ja?

Las posaderas de Eli son tan enormes que te has de fijar en ellas quieras o no porque desentonan en su cuerpo. En los vestuarios algunas chicas son muy recatadas a la hora de desnudarse para ir a la ducha y suelen cubrirse con la toalla, a otras no les importa estar desnudas mientras van de un lado para otro o mientras se echan crema. Eli era de estas últimas pero curiosamente a raíz del aumento de su "pompis" se cubría siempre con su toalla de cintura para abajo. 

La curiosidad fue en aumento y se empezó a comentar en algún corrillo entre clases, si lo de Culopostizo, serían unas prótesis de quita y pon o sería algo definitivo. Hasta que hace poco quiso la casualidad que alguien vio que, por un descuido, la toalla cayó al entrar en la ducha y comentó que todo parecía normal, nada de quitar y poner. 

Hasta oídos de Eli llegaron los comentarios y decidió volver a desnudarse sin precaución, así todas pudimos ver su "pandero" bonito pero muy, muy exagerado. Ahora cuando baila mueve su "cucu" y da la impresión de que sus glúteos van a bajar hasta la parte de atrás de sus muslos, pero ella está encantada. 

Lo peor o lo mejor, según se mire, es que Eli siempre va con una amiga que es monísima y está tan bien proporcionada que parece una modelo. Pues ésta, ya ha comentado que está pensando en aumentar sus posaderas. 

Como cunda el ejemplo se va a montar un club de "culonas" espectacular. Cuando la veo sentarse en una máquina pienso: ¿Será un culo de mal asiento literalmente? Je, je.                                      ¡Pero qué cotilla es mi sombra!


Vamos de culo pero con una sonrisa:  “Por muy alto que sea el trono, siempre está usted sentado sobre el culo” de Michel de Montaigne.



jueves, 13 de mayo de 2021

Generación "Silver"

 

                       Yan Moix, imagen tomada de Google.


Generación "silver". Este es el nombre que se da a las personas que han cumplido los 55 años. Nunca me ha gustado ver tantos y tantos anglicismos en nuestro idioma que cada vez se dan más y más.  Sin embargo, lo de Generación "silver" para adjetivar a personas de sienes plateadas o que pintan canas me gustó sin saber por qué.

Curioseando sobre este tema descubrí la opinión de Yann Moix; autor francés, director de cine y presentador de televisión (según Google). El escritor comentó refiriéndose a las mujeres: «Las mujeres de 50 años son invisible" "Soy incapaz de amarlas no las veo". Me sentí fatal como mujer independientemente de haber superado con creces esa edad. 

Me pregunto si Moix tiene madre, porque de ser así, quiero pensar que la amará y la verá. Si se refería a una relación como  pareja, que seguramente fue así, opino que lo dijo para llamar la atención como muchas otras personas que desean estar en el pedestal, sabiendo que sólo diciendo frases despectivas hacia un colectivo, tendrán un mayor eco. 

Si eso piensa de las "Silver" me pregunto ¿Qué pensará de las de mayor edad? Lo curioso es que él tiene 53 años, o sea a punto de pasar a ser "silver" Me imagino al señor Moix paseando por París con un "pibón" de 20 años pavoneándose como si fuera a él al que la gente mirará por su atractiva planta que, a mi juicio, es anodina. 

Con esas frases este señor da a entender que valora a las mujeres por su juventud. Una persona como él que se supone que tiene un nivel cultural amplio se debería exigir más a sí mismo. Se puede admirar a una persona por muchos aspectos, además del físico, pero puestos a ser sinceros él ya no es un hombre joven y tampoco atractivo. 

Vivimos en un mundo que valora por encima de todo la juventud y es verdad lo de: "Juventud divino tesoro...", pero se llega a niveles extremos en este sentido. En especial a las mujeres se les exige mucho más que sean o que parezcan jóvenes, lo que hace que algunas mujeres en su edad "silver" se valoren muy poco y se someten a operaciones que acaban, en muchos casos, con su atractivo y con su salud.


La edad no perdona: "Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta, la juventud de la edad madura" de Víctor Hugo.