martes, 3 de junio de 2014

¡Gracias Rubik!





¡Cuarenta años de reinado! Un poquito más que Juan Carlos I, como todo el mundo habla del Rey, yo hablaré de ti.

¡Feliz cumpleaños! Ya eres un cuarentón pero parece que por ti no pasan los años. Te llamaron "cubo mágico" y has sido el juguete más vendido del  mundo. ¿Qué te parece? Has pasado por millones de manos, desde niños de párvulos hasta abuelos, millones y millones de cubos para millones y millones de personas. 
Has alegrado con tus colores miles y miles de estanterías y sigues atrayendo manos y miradas.

Mi sombra aprendió a colocar tus caras cada una de un color, cuando tenía tu edad y hoy sigo moviéndote entre mis manos. Entre los muchos cubos de Rubik que ha habido en casa, está el que me regaló uno de mis hijos hace dos o tres años. ¡No veas la ilusión que me hizo! Porque este es de los de verdad, auténtico, no es una copia más. Este se mueve ligero, mientras los otros se atascan y has de volver atrás para moverlos. Lo tengo "como oro en paño" y sólo lo dejo a los que realmente muestran interés por aprender a completarte, sean niños o mayores. Se que el récor está en segundo, el mío se mide en minutos, pero te contaré un secreto: No puedo ver un cubo de Rubik con sus colores mezclados, ¡tengo que completarlo!

¡Qué quieres, curiosa que es mi  sombra! Un día entré en una tienda de droguería-perfumería que hoy ya no existe, de la calle Ancha. Entre los perfumes había tres cubos de Rubik de un tamaño triple del normal, se ve que niños o mayores los habían intentado hacer pero todos estaban sin completar. Me puse a hacer uno, terminé y cogí el otro, seguí con el tercero hasta que los tres pusieron sus seis caras cada una de un color. Una dependiente se acercó y me dijo: ¿Cómo los has hecho? ¡Nunca he conseguido hacerlo! Ya lo has visto, contesté, moviendo sus caras. Hoy ya en la red se puede aprender a hacerlo. Sólo se necesita curiosidad, dedicación y constancia. 


Si aún no lo has intentado, decídete: "¿Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo? de Vicent Van Gogh.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada