jueves, 9 de abril de 2015

"La boda de pueblo"





Si en mi último post escribí sobre "echar la paja" hoy lo haré sobre la boda, pero sobre la "boda de pueblo". Creo que fue mi boda la última que se celebró en mi pueblo como las de antes, con dos días completos de fiesta: la "boda" y la "tornaboda". Se hizo todo en mi casa o sea en casa de la novia sin ningún restaurante de por medio.

Solían y suelen celebrarse las bodas en sábado, así que ya el viernes por la noche los chicos y chicas colocan un arco de ramas y flores sobre la puerta de la casa de la novia. Luego el sábado tiene lugar la celebración. Antiguamente, antes de salir los novios para la iglesia los padres los bendecían.

 Después de la boda, además de los invitados e invitadas la gente del pueblo que asiste a la misa, acompaña a los novios hasta la casa de la novia donde les invitan a tomar unas copas y unas pastas. Por el camino desde la iglesia hacia la casa de la novia, las cantoras les cantaban a los novios. Recuerdo algunas estrofas:

Sal, casada, de la iglesia, que te estamos esperando,
pa darte la enhorabuena, que sea por muchos años.

Cuando viniste pa misa, viniste moza soltera; 
ahora que vas pa tu casa te llevamos prisionera. 

No te prendimos con grillos, ni tampoco con cadenas, 
que te prendió el señor cura con las llaves de la iglesia. 

Estímala, caballero, bien la puedes estimar; 
que otro la pidió primero, no se la quisieron dar. 

Esta calle está enramada , con hojas de perejil ,
que la enramó  el señor novio , cuando la vino a pedir.

(Y después de varias estrofas más, ya llegando a casa)

 Abrid puertas madre manteles de lana,
 que la vuestra hija ya viene casada. 

Abrid puertas madre manteles de lino,
que la vuestra hija casada ya vino.

Que vivan y revivan los señores novios, 
que vivan y revivan y vivamos todos. 

Luego ya solamente los invitados entre otros cantos entonaban: "el Urí"

Urí, urí, urí, los de la boda los de la boda, hurí, hurí, hurí, los de la boda estamos aquí. 
Unos beben vino ,otros aguardiente y los que no fueron, agua de la fuente.

 En antiguas bodas después del banquete hacían baile de tamboril, en la mía hubo música mecánica. Después de la cena, baile de nuevo y así hasta el domingo que se repetía el día de comida, cena y baile. 

Actualmente las bodas se realizan en el pueblo pero duran un día y el banquete se celebra en un restaurante de los alrededores. 

Aún me recuerda mi hermana, el cansancio de sus brazos y los de mis amigas llevando bandejas de la cocina hasta el tendedero de tabaco donde se celebró el banquete de mi boda. Decidió que cuando se casara ella no sería en casa y así se hizo la suya fue en un restaurante. 


El amor puede con todo: "Las mujeres, cuando aman, ponen en el amor algo divino. Tal amor es como el sol, que anima a la naturaleza" de Plutarco.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario