jueves, 26 de enero de 2017

Quitar apellidos




Cristina tiene varios hermanos pero uno de ellos es su preferido, justo es el que quedó viudo con un niño, Víctor, de dos años. Ella, que no tenía hijos, cuidó de su hermano y de su sobrino durante varios años en la casa familiar, hasta que su hermanos decidió volver a casarse.

Fue entonces cuando los nuevos esposos se llevaron al pequeño a vivir al piso que su hermano ya tenía antes de ser viudo. Para el niño fue un trauma que al igual que su tía intentaron superar viéndose de vez en cuando.

 Pero hete aquí que la madrastra de acuerdo con el padre se empeñó en darle sus apellidos al chico ¿Esto se puede hacer? Creo que si, si el padre y la madrastra están de acuerdo. Ellos lo hicieron. Esto ocurrió hace más de dos décadas. 

Cristina dice que lo hizo la madrastra aunque su hermano estuvo de acuerdo, ya que el niño era copropietario del piso junto con su padre y así ella también tendría una parte en el piso. Además así podían solicitar ayudas. A partir de ahí la relación entre la tía y el sobrino comenzó a ser casi nula, sin que ellos tuvieran mucho que ver en ello. 

Dos años después, la madrastra tuvo una niña y desde entonces la cosas no fueron igual para Víctor. A pesar de eso, Víctor creció llevándose bien con su hermana. La relación con Cristina, tanto del padre como del hijo, fue a menos. Con la madrastra que siempre fue muy tirante, dejó de existir.

 Al cumplir los 18 años Víctor, la mujer de su padre, su madre adoptiva, lo echó de su casa con el permiso del padre que ya no se hablaba con su hijo. Pasó un tiempo y el matrimonio se separó.

Víctor se casó. La madrina de su boda fue su tía Cristina. Su padre no fue a su boda y lo peor estaba por llegar. La madrastra pretende ahora quitarle su apellido a su hijastro a lo que éste se niega en redondo. 


Me pregunto: ¿Será posible hacer esto?  ¿Ahora  te doy mi apellido, luego te lo quito? "Pocas veces falta el ingenio en la maldad" de Antonio de Solís y Rivadeneyra.


40 comentarios:

  1. Habría que estar muy al tanto de leyes y decretos. No tengo ni idea.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mara.. Que historias pasan en la vida, pero pasan, no se muy bien como funcionan los apellidos de quita y pon, yo siempre he tenido los míos, uno de Cuenca y el otro de Lugo, por eso uso el nombre en catalán, para que le toque algo..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy repartidos tus apellidos je, je, yo también conservo los míos para siempre. Un beso.

      Eliminar
  3. Dicen que la realidad supera a la ficción. en esta caso seguro. Gracias por compartir la historia. Un abrazo Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo jamás había oído nada igual, se pueden cambiar de lugar poniendo primero el de la madre que antes no se podía pero quitarlos no lo oí nunca. Besos.

      Eliminar
  4. Parece increible pero es así. La gente que no tiene preparación ni formación cometes esos errores sino más gendes.
    Esto de las relaciones de pareja sin pies ni cabeza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguirá habiendo cada vez más problemas porque en muchas situaciones vamos para atrás en vez de para adelante. Saludos.

      Eliminar
  5. Problemas legales
    a decir verdad que padre flojo le toco a ese hermoso niño
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí porque me dijeron que estaban los dds de acuerdo así que... Abrazote.

      Eliminar
  6. Que historia mas enrevesada, pobre Victor en el centro del volcán. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya es un adulto y puede elegir pero lo pasó mal mucho tiempo. Besote.

      Eliminar
  7. Este tipo de casos no tenia conocimiento de haberse dado, si en el caso de que el hijo seria de una relación anterior de la madre y no estaría reconocido por el padre.
    De la propiedad del piso supongo que la mitad seria de Víctor que era lo que la correspondía a la madre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me lo contó la tía de Víctor. En el piso al faltar la madre una parte le correspondería al chico creo yo pero no sé la ley como lo valora. Saludos.

      Eliminar
  8. No se debería involucrar a un niño en los intereses personales. Mal cambiar el apellido, peor querer volver a cambiarlo. En definitiva una metedura de pata tras otra...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jamás creo yo, pero los adultos a veces sólo miramos nuestros intereses y las consecuencias para los menores son nefastas. Un saludo.

      Eliminar
  9. Pobre Victor, le ha tocado bailar con la más fea....

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es por eso ahora no quiere dar su brazo a torcer por mucho que la madrastra lo desee. Un beso.

      Eliminar
  10. Menuda historia. El dinero corrompe todo. Como decía mi abuela, cada fin de año debería volverse vano y así todos deberíamos empezar de cero con las doce campanadas.
    PD Una vez que adoptas no puedes "desadoptar" así que el apellido no puede quitárselo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo de razón tenía tu abuela Castigadora. Aunque cada año empezar de cero con lo que cuesta conseguir algo, es un poco fuerte. Muchos han de hacerlo a la fuerza. Un beso.

      Eliminar
  11. En estas historias por desgracia quienes acaban pagando son los pobres niños inocentes que se ven envueltos en redecillas de poder injusto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón. Siempre pierden los mismos, los má débiles. Abrazos.

      Eliminar
  12. Menuda historia y que mal bicho la señora en cuestión.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, bastante mala fe desde luego. Abrazo.

      Eliminar
  13. Una historia tremenda. Pienso que, efectivamente, la maldad tiene mucho ingenio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que sí, por desgracia. Un beso.

      Eliminar
  14. En dos palabras: Im-presionante. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como diría Jesulín, je, je. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Sí, es impresionante. Pobres niños, sujetos a las malas decisiones e inmadurez adultas. Ahora te quiero, ahora ya no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que a mí me llamó la atención, ahora sí luego ya no, pues sí que demuestra mucha inmadurez. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Un enredo familiar con un claro perjudicado, el niño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Helio, como casi siempre. Abrazos.

      Eliminar
  17. Ciertamente no sé cómo puede serse tan mala, buff
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos un lado malo, lo importante es no dejarse llevar por él como en este caso. Un abrazo.

      Eliminar
  18. Todo sea en beneficio aunque los escrupulos se pierdan.
    Historia parecida me tocó vivir
    Y es que hay quienes el amor es su pension.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tuvo que ser duro Inma, nunca conocí otra igual. Un beso.

      Eliminar
  19. Es la primer noticia que tengo, nunca se me ha pasado por la imaginación que algo parecido pudiese ocurrir.
    Con todo lo que han hecho, el único perjudicado ha sido Victor, ¡bastante fuerte ha sido si ha podido superar el trauma por el que le han hecho pasar!
    Cariños y buen comienzo de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al igual que yo, cuando la tía me lo contaba me costaba creerlo. Gracias igualmente.

      Eliminar
  20. Que un padre se avenga a cambiar el apellido de su hijo, dice mucho del poco amor que le tenía a su primera esposa. Nunca escuche nada semejante. Con un padre así para que quieres enemigos.

    Besos Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Conchi. A su primera esposa y a su hijo pues siendo pequeño no pudo elegir.Un abrazo.

      Eliminar