jueves, 17 de mayo de 2018

Clases y "clases"


Foto obtenida de la Red

No es la primera vez ni será la última que el único Centro Privado Escolar que hay en León pretenda pasar desapercibido cuando algo negativo se ha de decir de él.

Digo esto, porque ya hace unos años cuando aún no era Internacional el Centro Peñacorada, un niño de infantil apareció solo por la Avenida de Antibióticos. En su babi se leía claramente "C. Peñacorada", pero aún así al dar la noticia se omitió el nombre del Centro y se decía "en un centro de los alrededores de Antibióticos" para que el niño pudiera pertenecer a cualquier otro centro de los alrededores de la capital.

De nuevo es noticia en las redes sociales por "reservar", el colegio o la empresa que realizaba la actividad de teatro, la primera fila para sus alumnos de infantil. Hizo una protesta, con toda razón, la directora del Colegio San Miguel Arcángel de Ciñera ya que sus estudiantes llegaron los primeros y no les dejaron sentar en la primera fila.

Más tarde cuando  el teatro estaba casi ocupado, llegan los alumnos del Peñacorada y los sientan en la primera fila. A los responsables de la actividad, se les ha ocurrido una forma de silenciar la  noticia que está en todas las redes sociales.

¿Cómo lo han hecho? Comunicando en el Diario que cuando llegaron los peques del Peñacorada estaba todo el teatro "abarrotao". La primera fila que dejaban libre "por culpa de unos cables", se quitaron los cables para asentar a los párvulos del Centro Peñacorada.

¡Qué casualidad! Todo lleno cuando ellos llegaron menos la primera fila. Ya sé que se me ve el plumero cuando hablo de la Escuela Pública pero es que creo que están acabando con ella a todos los niveles ya que el Estado mediante los conciertos subvenciona todos los Centros que antes eran privados, sea necesario o no.

Por si fuera poco, estoy harta de leer en los periódicos que el Peñacorada está aplicando el Método Montessori, un día sí y otro también, sale el Método Montessori a cuento. ¡Ni que lo hubiera inventado en el Peñacorada! Ya hace muchos años que en varias escuelas públicas se aplica este método en infantil, no es algo de hoy y me parece muy bien que se aplique. ¡Claro que los negocios si no se anuncian no se venden! 


En el siglo XXI aún hay clases: «¡Triste época es la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio»" de Alber Einstein.


7 comentarios:

  1. El lenguaje dice y oculta; así se divulgan medias verdades. El lenguaje se manipula cuando la verdad le pone a uno en entredicho.

    Un abrazo, Mara.

    ResponderEliminar
  2. Siempre ha habido rencillas entre colegios, incluso entre los públicos, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Los colegios concertados son empresas privadas mantenidas con dinero publico. Se pongan como se pongan, digan lo que digan. Y de privilegios ...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Poco a poco se cargaran la educación pública, tristemente siempre les interesa beneficiar a sus amigos estén donde estén y siempre trataran de echar por tierra todo lo público.
    Un abrazo Mara

    ResponderEliminar
  5. Una muestra más de cómo se manipulan las informaciones y que lo que más importa es vender y no tanto el hacer. Si se hace y no se "vende" es como si no se hiciera nada. Triste pero es así.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre estudie en la escuela publica y estoy orgulloso de ello y de los maestros y profesores que tuve.
    La escuela publica no debe demostrar nada para vender su valía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Es terrible, pero las clases y los niveles y las diferencias, prevalecen.
    Besos.

    ResponderEliminar