martes, 6 de junio de 2017

Desamor

Obtenida de la Red.
La pareja está en plena crisis de separación. Ambos tienen un hijo. Aún no ha habido un juicio pero tanto los abuelos paternos como los maternos se ponen a discutir por su nieto  cada vez que le toca al padre llevarse a su hijo. La madre calla.

Están discutiendo en plena calle. El padre enfadado y callado se ha separado del grupo. Se oyen unos golpes continuados. A los pocos minutos regresa el padre de la criatura. Ha sido él el de los golpes, trae las manos destrozadas. Se ha puesto  a golpear un canalón que también ha quedado un tanto inservible al descargar la rabia que siente sobre él. Hay vecinos que han oído los golpes y lo han visto. El presidente de la comunidad, que vive en el primero, aparece para recriminarle. Él, pide a la comunidad que no le denuncien por el destrozo del canalón, que se encargará del gasto que implique su reparación.

Son varias  las discusiones que unas veces provoca y otras sufre por parte de sus padres y sus "ex-suegros" que se meten en su relación y en la de él con su hijo. La principal razón de su separación, (aunque nunca han estado casados ni hay papel alguno de por medio) son sus ataques violentos que se transforma en insultos y empujones o bien en destrozos de muebles o cristales. Por ello  su pareja ha decidido cortar por lo sano antes de que las cosas vayan a más.

Sólo una opinión que me ha dado la experiencia con mis dos "ex-yernos". En una relación de pareja estaría bien que los familiares si no es algo muy grave no intervinieran. Apoyar a los suyos es lo normal, siempre de acuerdo con las leyes, pero evitando problemas que a veces no hacen más que complicar las cosas. Si se piensa en el menor es más fácil evitar las discusiones, pues no se sabe cómo le van a afectar esas malas relaciones en un futuro.


Las roturas siempre traen algo positivo y algo negativo: "El amor es como la fiebre: Nace y se extingue sin que la voluntad intervenga en lo más mínimo" de  Stendhal




22 comentarios:

  1. La familia, desde el principio, debe estar lo más alejada posible de las nuevas parejas. Siempre que todo vaya "bien", claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, Dyhego, cuando todo vaya mal la familia ha de estar por lo menos en La Patagonia. Saludos.

      Eliminar
  2. Efectivamente intervenir en una ruptura de pareja no es aconsejable, ni siquiera de forma subjetiva y sin tomar partido. Y en la cotidianidad…mejor tampoco.
    Gracias Mara, por tu visita y amable comentario en mi blog, temporalmente inactivo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el día a día, hoy, si la pareja trabaja y tiene hijos no hay más remedio que echarles una mano. Gracias a ti, José. Un saludo.

      Eliminar
  3. De acuerdo contigo, Mara. Los familiares suelen empeorar la situación. Se dejan llevar por la pasión de "lo suyo" y no pueden ser objetivos.
    Muy buena la frase de Stendhal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Fanny, pero se ha de hacer un esfuerzo por los niños. Sí la frase lleva su razón. Un beso.

      Eliminar
  4. El post genial, real como la vida misma pero la cita de Stendhal memorable, para enmarcar ... y es lo que he hecho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enrique, así es el mundo real. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Una pareja está formada por dos personas, y cuando se disuelve si tienen hijos lo mejor es que esas dos personas gestionen todo, no su familia. Porque los hijos siempre sin víctimas de todos esos malos rollos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debe ser Tania y si a ellos les es difícil arreglar la situación, mejor ponerla en manos de un profesional. Un beso.

      Eliminar
  6. Mi suegra cuando había alguna discusión siempre me daba a mi la razón. Pero en pequeñeces, si las cosas son importantes mejor no intervenir. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre también daba siempre la razón a las nueras y a los yernos y aunque no siempre a veces tenía razón. Mejor no interferir en las rupturas. Besos.

      Eliminar
  7. Cada pareja es un mundo
    Debemos saber respetarlos e intervenirlo menos posible
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Abu, lo que sí debemos es estar para arrimar el hombro y enjuagar alguna lágrima, una vez se ha roto la pareja. Besitos.

      Eliminar
  8. El entorno influye, quiera o no, callando o apostando, el problema es cuando no son capaces de ver más allá del amor que sienten por el "suyo", entonces son tropas de refuerzo para una "guerra" que se trata de evitar.
    El interés del menor, qué es para muchos entender el concepto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Pilar, las guerras se han de evitar y poniéndose en el lugar del otro es la forma mejor a mi juicio. El menor es lo primero sin dudarlo. Un abrazo.

      Eliminar
  9. La familia política no debe meterse en la vida de la pareja, a menos que sea algo muy grave.....de otra forma sólo empeoran la situación.

    Me quedo con la cita de Stendhal!

    Besos =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos familias yo también creo que se han de mantener al margen aunque estén del lado de los suyos pero sin intervenir en el proceso de ruptura. Yo también con Stendhal. Abrazos.

      Eliminar
  10. Yo contare un caso aunque solo vi una parte la paterna. Un amigo fruto de una relación en la que hubo un hijo y por los motivos que fuesen se termino decidieron por lo que vi que las vacaciones las pasase repartidas con uno u otro, si bien durante el curso siempre fue con la madre. Hoy ese niño ya es mayor de edad y hace su vida.
    Respecto a que los padres se metieran en los asuntos no me pareció, es mas en una ocasión vi como la abuela le preguntaba tanto por la madre como los otros abuelos sin acritud.
    Pasado el tiempo ambos padres por lo que dijo el niño comenzaron una nueva relación, la del padre sigue siendo para su actual mujer como otro hijo por lo visto y me da a entender cuando hablo con ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena actitud la de esos padres y la de la abuela Tomás, así debería de ser siempre. Un saludo.

      Eliminar
  11. Yo contare un caso aunque solo vi una parte la paterna. Un amigo fruto de una relación en la que hubo un hijo y por los motivos que fuesen se termino decidieron por lo que vi que las vacaciones las pasase repartidas con uno u otro, si bien durante el curso siempre fue con la madre. Hoy ese niño ya es mayor de edad y hace su vida.
    Respecto a que los padres se metieran en los asuntos no me pareció, es mas en una ocasión vi como la abuela le preguntaba tanto por la madre como los otros abuelos sin acritud.
    Pasado el tiempo ambos padres por lo que dijo el niño comenzaron una nueva relación, la del padre sigue siendo para su actual mujer como otro hijo por lo visto y me da a entender cuando hablo con ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Tomás. Buen fin de semana.

      Eliminar