martes, 30 de octubre de 2012

¡De Tumbas!


 Tarjeta de la Gran Pirámide de Keops del siglo XIX
   ¡Yo soy!


En días de visitas al camposanto, puedo decir que he tenido la suerte de visitar el cementerio más hermoso del mundo. ¡La Necrópolis de Guiza! Su entorno sigue cambiando a través de los siglos pero Ellas, Las Pirámides, siguen ahí, inmutables, con más de 4000 años de historia. 

Nada es comparable a la única de las siete maravillas del mundo antiguo que aún permanece en el planeta Tierra. ¡Qué pequeña me sentí, ante los enormes mausoleos! Solas, aisladas, rodeadas de caminos de tierra polvorienta que en nada recuerdan las aguas del Nilo que en otro tiempo pasaban a vuestro lado.

 Entré en la Pirámide de Kefrén  y sentí gran emoción al bajar encorvada por aquella rampa inclinada hasta el corazón de la primera Pirámide que mi sombra visitaba. Tanto, que. hace unos años volví de nuevo a Egipto y no descarto volver. 

  Cuando de nuevo llegué a Guiza, todo el entorno estaba cambiado, menos Ellas. A su alrededor carreteras asfaltadas y cerca de Micerinos, nuevas casas edificadas. Me hubiera gustado que no estuvieran allí, pero estaban. 

 En esta  segunda visita a Guiza, Nos tocó un "vago guía", que quizás quería acabar pronto la visita. Nos aleccionó en el autobús: 

_Que no merecía la pena entrar en las Pirámides, que eran  muy incómodas de visitar, que había que bajar medio en cuclillas, que hacía mucho calor, que olía mal... Total que nadie del grupo pidió entrar, excepto mi sombra:

 _¿Se puede visitar la de Keops? _pregunté_ de vez en cuando las cierran alternativamente para que el aire se renueve.

 _Sí, pero ya le digo es difícil _contestó_  y muy cara la entrada.

 _Está bien _dije cazurra_ yo quiero visitarla y mi pareja también. ¡Y lo hicimos, ya lo creo que lo hicimos! Además, comprobamos que él nunca había entrado en la mayor de las Pirámides. La Pirámide del faraón Keops, después de una entrada corta y angosta, se abre para seguir subiendo. ¡Sí subiendo, la parte que se puede visitar, en la Gran Pirámide, subes, no bajas como en la mayoría! 

El acceso no es fácil, pero tampoco difícil. Miras hacia arriba y ves esos enormes bloques de piedra oscura, lisa que van sobresaliendo unos de otros hasta cerrarse más y más a medida que subes. Al llegar, una gran estancia te espera con el gran sarcófago primitivo en piedra, roto por algunos lados, obra de los saqueadores que no pudieron llevárselo. Tocas esa mole de granito y sueñas. 

Si alguna vez vas, canta lo que quieras desde un "mantra" a un ¡Viva León! y luego... escucha... ¡Es un sonido indescriptible! Después: mira, disfruta, piensa, medita... 


No sólo se hace turismo cuando estás en lugares únicos en el planeta: "El turista viene a buscar un panorama, el pensador encuentra un libro inmenso" de Victor Hubo.




3 comentarios:

  1. Hola que tal, mi nombre es Vania y soy webmaster al igual que tú! me gusta mucho tu blog y quería pedirte permiso para enlazarte a mis blogs, Así mis usuarios podrán conocer acerca de lo que escribes.

    si estás interesado o te agrada la idea, contáctame a esta dirección ariadna143@gmail.com para acordar el título para tu enlace. Y si no fuera mucha molestia, me puedes agregar tu también una de mis webs. Espero tu pronta respuesta y sigue adelante con tu blog.

    Vania
    ariadna143@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Porque vivas en Asturias, ¿No pretenderás ahora ser asturiano? Tú cazurro como yo y a mucha honra.

    Hola Vania. Gracia por tu visita. Puedes enlazarme a tu gusto, procuraré hacer lo mismo. Un saludo.

    ResponderEliminar