viernes, 18 de septiembre de 2009

¡¡ Es un dormilón !!




¡Yo soy!





Pasea mi sombra junto a dos adolescentes. Se detienen frente a un chalet:

_Mira, mira, ahí está en esa cesta. ¡Qué asco!

_¡Parece el muñeco diabólico! _sale el dueño y aprietan el paso.

_Nos ha oído, ¡qué cagada! _dice la primera en hablar.

_Qué lo oiga, es la verdad: ¡Da mal rollo! Yo creo que es un Niño Jesús viejo con pelo.

_ ¿Qué dices un Niño Jesús? ¡Es un muñeco!

Al día siguiente, hacemos la misma ruta. Ese día las púberes ven a la dueña y la más decidida le pregunta:

_¿Es un muñeco o un Niño Jesús?

_Es un muñeco dormilón _contesta la dueña_ tiene muchos años. Aún lleva dentro el camisón de mi hija de pequeñita. ¡Pasad, pasad si queréis verlo!

_No, no, desde aquí se ve muy bien _dijeron al unísono alejándose miedosas.

En mi opinión, el muñeco diabólico se queda corto a su lado. !Su dueña parece una bruja! ¡Serán las malas vibraciones del "muñeco esperpento" Las chicas a pesar del miedo todos los días pasaban por delante y se paraban a mirarlo.

  Allí estuvo todo el verano guardando la entrada.




2 comentarios:

  1. Ja, ja, Tú pregúntale a Mary y a Olga que lo vieron varias veces. ¡Daba grima! Te quiero.

    ResponderEliminar